Cómo comunicar malas noticias a tu jefe

malas noticias

Al formar parte de una empresa hay que estar preparado para todo tipo de situaciones, los fracasos son parte del día a día y decírselos al jefe puede ser una tarea difícil.

Un cliente perdido, un nivel de productividad bajo o hasta un producto que no tuvo la acogida ideal, hay tantos casos que no son fáciles de comunicárselos al líder.

¿Cómo hacerlo? Sigue los siguientes consejos.

1. Un problema, una solución rápida

Siempre que vayas a comunicar un problema al jefe tome en cuenta que el busca soluciones rápidas, antes de entrar a verlo tenga alternativas de solución bajo el brazo, de preferencia lo más eficazmente posible.

Lee también: Consejos para defender tus ideas delante de tu jefe

Obviamente los jefes saben que en la empresa no todo es color de rosa y están preparados para oír las malas noticias, pero el panorama será más prometedor si como empleado tomas la iniciativa de solución.

2. Buscar el momento ideal

Siempre que sea lo más pronto posible trata de identificar un momento ideal para hablar con el jefe, no lo digas a vox populi en medio de toda la oficina o lo cuentes a personas no autorizadas. Si actúas rápido no das la posibilidad a dudas ni a que el problema se agudice con el paso de los días.

3. Comunicar sin medias tintas

No hay que tratar de convertir una mala noticia en una buena, ya que al final traerá más inconvenientes para encontrar verdaderas soluciones. Hay que ser honesto y decir las cosas tan y cómo son. Manipular la realidad solo trae beneficios a corto plazo generando al final desconfianza o descrédito.

4. Prepara tus respuestas si el jefe es hostil

Puede que tu jefe no sea tan comprensivo y no asuma de la mejor forma las malas noticias, si ese es el caso es preferible preparar un discurso y posibles respuestas.

5. Sé específico

Hay que ser claro acerca de los factores que han producido el problema, no ocultes información solo por miedo o impulso, puede dar paso a malas interpretaciones. Comunica de forma clara y concisa, de lo contrario solo producirás impaciencia en el jefe.

6. Asumir la situación

Si el problema es error propio, asume la culpa y responsabilidad en el tema, una excusa solo será el camino más corto. Recuerda que si ya tienes en mente posibles soluciones es hora de darlas a conocer para aligerar el problema.

7. Una buena comunicación diaria

Si no te esforzaste por fortalecer una buena comunicación con el jefe a diario seguramente te será más difícil, trata de establecer un buen vínculo y que sea parte de tu día a día. Ante cualquier eventualidad que se presente tendrás mucho más seguridad para darlo a conocer al superior de la empresa.

¿Sabías que la mayoría de problemas en una empresa se debe a la mala comunicación? Así que empieza a replantear tus métodos, sobre todo si se trata de dar a conocer los problemas de la oficina al jefe.

Vía: Gestión, El Arte de Presentar y Todo Bomba
Foto: managementjournal.net