¿Cómo lograr que tu equipo esté alineado a tu proyecto?

reunion-de-trabajo

Llevar con éxito los proyectos laborales no es tarea fácil. Partimos que no es una tarea individual, sino que requiere que todo el equipo de trabajo esté mentalizado con el mismo objetivo. ¿Cómo lograr que los integrantes del equipo tengan la misma motivación de uno? He ahí el reto para el líder un equipo. Si no logra consensuar voluntades, el proyecto no logrará cristalizarse.

Hemos encontrado hasta 5 aspectos relevantes para que el proyecto que tienes en mente se lleve a cabo con éxito. ¿Cuáles son?

  1. EL TIEMPO

Un plan de trabajo no se resume en buenos objetivos y estrategias, también requiere de una tercera consideración: los plazos. Objetivos sin plazos concretos no tienen sentido. Se pierde tiempo, no hay orientación para los miembros del equipo de trabajo, tú mismo no sabes cómo evaluar los avances, en fin, que todo el proyecto puede navegar a la deriva.

Si tu proyecto es de larga duración, por ejemplo, de más de 6 meses, debes dividir las fases del plan que tienes en mente. Así tu equipo de trabajo no andará estresado apenas en el primer mes de implementación del proyecto. Es mejor ir paso a paso. Que estas divisiones del trabajo no sean excesivamente reducidas. Deben ser lo suficientemente prolongadas como para someterlas a evaluación.

  1. LAS VOLUNTADES

Conseguir que todo el equipo de trabajo esté alineado con tu idea es extremadamente complicado. Debes predicar con el ejemplo. Sé proactivo, en todo el sentido de la palabra. Asume el proyecto como si de algo vital se tratara. Anima a los demás, indícale cuáles son las ventajas del éxito del proyecto, conversa con los miembros que veas menos motivados.

Si encuentras a compañeros que tienen pocas o nulas ganas de colaborar, no los excluyas ni los mires mal. Mucho menos, vayas a recriminarlo durante las reuniones de trabajo, como para dejarlo mal ante los demás miembros del equipo. Si tienes que hablar con él, hazlo en privado, averigua cuáles son sus motivaciones y orienta el proyecta de tal forma que él también se sienta beneficiado.

  1. LAS REUNIONES SEMANALES

Muchos colaboradores ven en las reuniones semanales una pérdida de tiempo. Los más positivos ven las reuniones semanales como un espacio para conversar sobre los chismes del trabajo, o como el momento ideal para tomarse un café o comer un emparedado. No es ni lo uno ni lo otro. Las reuniones semanales son fundamentales para medir el avance del proyecto, y para delegar nuevas responsabilidades. Nadie puede salir de la reunión sin saber cuál es su responsabilidad de cara a la semana siguiente.

Para lograr que las reuniones sean tomadas como algo importante por tu equipo de trabajo, deberás procurar que éstas sean lo más cortas posibles. Debes elaborar una agenda de temas a tratar antes de la reunión. Nada de comidas en la reunión. Todos sí con un bloc de notas o con una laptop. Todas las ideas deben ser tomadas en cuenta. Si utilizas la lluvia de ideas como un método, evita que ésta se utilice para modificar parte del proceso, que la lluvia de ideas fomente nuevos sistemas y no que entierre a las ya existentes.

  1. LA COMUNICACIÓN

Si quieres que todos estén disponibles, tú también debes estar disponible. Responde las llamadas y correos a tiempo. No dejes a tu equipo de trabajo en la nebulosa, mantente atento a sus dudas respecto al avance del proyecto.

Si alguien no está avanzado adecuadamente con su parte del trabajo, no lo converses en la reunión semanal, o mucho menos te quedes sentado esperando su correo o llamada. Hazlo tú. Llámalo inmediatamente y pregúntale si todo va bien, si necesita alguna ayuda, o si hay algo que le impide llevar a cabo su tarea.

  1. LA TRANSPARENCIA

Un aspecto poco tomado en cuenta por los jefes de un proyecto es la transparencia. Que no existan verdades a medias con tu equipo de trabajo. Cuando alguien luego se entera que omitiste información importante, éste se lo contará a otros, y todos terminarán jugando en contra tuya, y del proyecto. Así que a ser claros y transparentes con tu equipo. Ellos son tu mano derecha.

Vía: thinkwasabi.com / soyentrepreneur.com

Foto: consultoria-humana.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.