Cómo reducir el estrés en un equipo de trabajo

images

Un emprendedor y sus colaboradores pueden ser presa del temido estrés, y es que tomar a cargo grandes proyectos y ser parte de un mercado cambiante no es nada fácil, ellos están sujetos a la incertidumbre y al miedo de no lograr sus objetivos. Tambien existen otros factores que producen estrés en un equipo de trabajo tales como el mal ambiente laboral, la carga excesiva de tareas diarias, la mala alimentación o los chismes.

Ciertas situaciones podrían estar acabando con tu grupo de colaboradores y minimizando su nivel de productividad, y tú ni siquiera podrías estar notándolo, el estrés en un equipo de trabajo genera:

  • A nivel cognitivo

El estrés genera indecisión, preocupación constante, desorientación y un bajo nivel de concentración, factores que desencadenan una mala productividad a la hora de desarrollar un proyecto. Los colaboradores perderán la motivación de esforzarse y debido a su baja concentración no serán capaces de tomar decisiones acertadas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Desencadena síntomas como el mal humor, hipersensibilidad y falta de control. Para formar un buen ambiente laboral se necesita de gente emprendedora y comprometida con lograr la armonía, si tienes colaboradores molestos y no abiertos a la crítica se generarán malos entendidos a futuro.

  • A nivel motor

Síntomas como tartamudeo, voz entrecortada, conductas impulsivas o falta de apetito también se generan por el estrés. Hay que tomar en cuenta esta serie de características e identificar si alguno de los empleados está pasando por un mal momento.

  • A nivel fisiológico

Existen ciertos factores que podrían estar diciéndote que eres presa del estrés: alteraciones en el ritmo respiratorio, aumento del colesterol, sudoración, tensión muscular o sensación de nuevo en la garganta. Un colaborador que no se siente bien no será capaz de rendir con todo su potencial.

Te traemos algunas pautas para reducir el estrés en un equipo de trabajo:

  • Generar un clima confiable

Un colaborador que se siente cohibido por miedo a expresar sus ideas puede ser sujeto a estrés, lo mejor es fomentar un clima de confianza dentro del espacio laboral, lograr que el equipo no tenga problemas en compartir sus opiniones o preocupaciones. Un líder preocupado por su equipo de trabajo se encarga de volverse accesible y se une al trabajo en conjunto, este cambio ayuda a todos a sentirse más cercanos y valorados.

Las ideas que ofrecen los colaboradores son de gran ayuda para la empresa, como líder tienes la misión de saber escuchar a los demás.

  • Lograr una comunicación transparente

El nivel de la comunicación necesita ser bidireccional, como emprendedor tienes la obligación de compartir lo relacionado al negocio con el equipo, después de todo son un grupo y es importante que todos se mantengan informados. Uno de los factores que incentiva al estrés es la incertidumbre, si los empleados no saben cómo van los resultados o cuáles son sus niveles de progreso dentro de la empresa podrían sufrir de este mal.

  • Establecer un objetivo común

Más que por el dinero los empleados deben hacer su trabajo porque están enfocados en el objetivo, un colaborador comprometido se preocupa por dar lo mejor en su campo de trabajo y aportar ideas para alcanzar las metas del negocio. Para lograrlo asegúrate que ellos compartan la misma motivación que sientes como líder, encárgate de dar a conocer la visión y los objetivos que deben conseguir como equipo.

  • Celebrar las victorias por más pequeñas que sean

Cuando se trata de pequeños negocios estos están sujetos a toda clase de barreras e incertidumbres, por eso la pequeñas victorias por más simples que sean deben celebrarse. Es fundamental reconocerlas y celebrarlas, ya que es un indicio de que se están haciendo bien las cosas y que el duro trabajo está dando frutos.

Con empleados motivados reduces el nivel de estrés en un equipo de trabajo, ya que más que un centro laboral se trata de una segunda familia.

  • Darle importancia al tiempo libre

Trabajar en exceso daña la productividad de un equipo, seguramente en los negocios las horas quedan cortas y lo que falta es tiempo, pero también es seguro que se necesita de un descanso para renovar la mente. Como líder asegúrate de que todos tengan tiempo libre para desarrollar sus actividades diarias, de ser necesario también puedes crear actividades en grupo para socializar y compartir un rato agradable.

Es cierto que las actividad en grupo ayudan a desestresar, pero hay que tomar en cuenta que esto debe ser una invitación más no una obligación, ya que acampar o realizar deportes de aventura para muchos puede ser lo máximo, pero para otros una situación de molestia y estrés.

  • Invertir en la formación de tus colaboradores

Nada mejor que un empleado preparado y actualizado, si bien es cierto existen pequeños negocios que no pueden darse ese lujo, siempre hay ciertas ayudas que vienen bien: cursos libres, charlas, cursos online, videoconferencias. Si se da el caso de que hay el dinero para invertir en formación, date el tiempo de averiguar qué áreas necesitan capacitación y qué cursos son necesarios.

Puedes pagarles el curso, o si ellos mismos son capaces de pagárselo dales el tiempo disponible para acudir tranquilamente, después de todo sus conocimientos serán de provecho para el avance del negocio.

  • Hacerlos reír cuando sea necesario

Ser el embajador de la risa o pasarle esa tarea a otro colaborador es de gran beneficio para la empresa, cuando encuentres un vídeo divertido o algún chiste no dudes en compartirlo con el equipo. Es bueno descansar de la rutina diaria por algunos minutos.

  • Practicar la aromaterapia

Existen en el mercado aceites esenciales ideales para reducir el nivel de estrés en un equipo de trabajo, dentro de sus beneficios se encuentran el de minimizar la tensión en el cuerpo y elevar la claridad mental. Compartir con moderación estos placeres olfativos resultará beneficioso para el ambiente laboral, todos necesitan relajarse algunos días a la semana.

Con un difusor ultrasónico y algunos aceites de calidad puedes empezar con el cambio, eso sí asegúrate antes preguntando a tu equipo acerca de sus alergias y sensibilidades con respecto a estos productos.

Vía:psicoglobalia e itespresso

foto: ciclog

Artículos Relacionados

comments