Cosas que no aprenderás en la universidad

estudiar en la universidad

Un grado académico es de suma importancia para alcanzar el éxito, pero para fortalecer el nivel de emprendimiento se necesita de conocer otras materias importantes que muchas veces no aprenderás en la universidad.

Entre ellos el aprende a enfrentar la adversidad, calidad de servicio, la felicidad, entre otras áreas claves para mejorar los resultados en la vida profesional.

1. Ser felices ante la adversidad

El camino del emprendimiento tiene sus altas y bajas y hay que aprender a sobrevivir con ello, a reír antes la adversidad y a perseverar con alegría para lograr mejores resultados.

Lee también: ¿Cómo estudiar, encontrar trabajo y gestionar tu carrera profesional?

2. Servicio

“Quien no vive para servir, no sirve para vivir”, es importante concientizar en cuanto al servicio a los demás, los profesionales necesitan comprometerse con su sociedad y crear responsabilidad social.

3. Estar abierto a aprender no solo de los mejores

Aceptar ideas y escuchar todas las opiniones puede enriquecer un proyecto, aunque esos consejos provengan de personas con menos experiencia. Muchas veces las mejores ideas en la industria no han sido hechas por los líderes más influyentes, sino fue un cúmulo de experiencias, movimientos y opiniones rescatadas de diferentes lugares.

4. El jefe no es el enemigo

Más que un enemigo hay que pensar que el jefe o líder es en parte el aliciente para alcanzar el éxito, es él quien recomienda, quien mide tu potencial, determina el sueldo que mereces y te asigna trabajos acorde a tus posibilidades. Por lo tanto encerrarse en que el jefe es el enemigo solo nos llevará al fracaso, es saludable identificar las oportunidades que aporta e identificar y conocer si como profesional actúas de manera impulsiva o ya tienes prejuicios.

5. Felices en el área laboral

Sencillamente si el profesional siente repulsión por lo que hace o no se siente cómodo en los proyectos que le toca realizar ¿No debería replantear el cambio de carrera u oficio? Lo recomendable es identificar otras ramas, si el profesional ama su trabajo, por más resultados negativos que tenga, siempre seguirá adelante a pesar de todo ya que se dedica a lo que le gusta.

6. Práctica y experiencia

La verdadera práctica y experiencia se consigue llevando tus habilidades y conocimientos al área laboral. La inteligencia, el talento y el potencial son imprescindibles pero para competir con gente mucho más preparada se necesita también explorar más allá de la facultad universitaria.

7. Retener el talento

El talento está disponible en todos lados, es fácil encontrarlo pero difícil retenerlo. En las universidades no señalan que planes son los correctos para mantenerlos y que no se vayan con los de la competencia, hoy en día los trabajos en conjunto son clave para lograr el éxito y productividad de una empresa.

8. La elección de la carrera no definirá tu actividad

Nada está dicho, la elección de tu carrera no definirá tu actividad profesional, es posible que cambies de trabajo, te reinventes y hasta te desenvuelvas en ramas que jamás creíste. El desarrollo profesional a lo largo del camino será definido por el modo en que te desenvuelves en el mercado y el nivel de adaptación.

En la vida lo más gratificante es desenvolverse profesionalmente en lo que más nos gusta, un título profesional se enriquece cultivando talentos y no solo siguiendo un método específico, hay que reinventarse, practicar y conocer la realidad laboral desde adentro.

Créditos: Emprendices, neoteo

Foto: viu.es

Artículos Relacionados