Descubre quiénes son los headhunters

en-la-mira

8 de la mañana. El ingeniero Robles está a punto de salir a la oficina. Una llamada telefónica. Es una voz que desconoce. La voz le da los saludos correspondientes y le indica que llama a nombre de la empresa X y le ofrece una oferta laboral tentadora.

El ingeniero Robles no ha estado en búsqueda de un nuevo empleo. Pero, el empleo si lo ha estado buscando a él. Es la magia que envuelve a los headhunters, esos personajes que logran dar con nosotros de forma más que misteriosa e inexplicable.

¿Quién son los headhunters?

Es común confundir a los headhunters con el personal de Recursos Humanos de determinada empresa. No, los headhunters no forman parte de esa área, y es probable, que ni siquiera hayan estudiado Psicología o alguna carrera similar en la universidad.

Lee también: El CV que esperan encontrar los reclutadores

Entonces, ¿quiénes son? Son ex ejecutivos o ex directivos de importantes compañías que han decidido trabajar de manera independiente reclutando a los mejores talentos del mercado a favor de las más exigentes compañías del medio.

Los headhunters, por tanto, trabajan como proveedores de las grandes empresas, y tienen una ruta de búsqueda completamente distinta a la de los departamentos de Recursos Humanos.

Mientras estos últimos buscan los candidatos con la misma estrategia que utiliza un pescador al lanzar su red sobre el mar, es decir, buscando muchos CV y haciendo una cantidad interminable de entrevistas hasta dar con el candidato perfecto, el headhunter, en cambio, deja la red en el almacén y decide utilizar con el arpón, para cazar sólo lo que él desea.

Cuando una empresa le solicita la búsqueda de un talento, éste sólo va por un candidato, o en un caso extremo, la cifra no supera el número de 3.

¿Cómo trabaja un headhunter?

Su método de búsqueda es poco común. Su candidato podría estar en su mira entre 30 a 100 días en promedio, hasta ser contactado. Para tal fin, el headhunter recurre a ex compañeros de negocios o a ex colegas que le puedan dar referencias sobre buenos prospectos del puesto que busca.

Una vez que consigue uno o más nombres, comienza la labor de seguimiento del candidato, que sin saberlo, viene siendo seguido al dedillo por el headhunter, quien no perderá la ocasión de revisar su perfil en Internet, los estudios que ha venido realizando, los ascensos que ha logrado estos últimos años o los logros profesionales obtenidos recientemente.

¿Cómo estar visible a los headhunters?

En primer lugar, los headhunters no buscan talentos en cualquier puesto. Sólo lo hacen para puestos directivos o ejecutivos. En segundo lugar, si uno quiere ser contactado por un headhunter, no es necesario colgar en nuestro LinkedIn que estamos en búsqueda de empleo. Eso, más bien, puede ahuyentar a un headhunter.

Lo fundamental aquí es estar en boca de los que mueven tu industria, ya sea que estés trabajando en una empresa top o que labores como independiente asesorando a estas compañías.

Mantener una excelente marca personal es imprescindible para tal fin. Esto incluye tener presencia mediática como constante conferencista o ponente en temas relacionados a tu profesión. O escribir libros al respecto. La cuestión es dejar de ser un profesional más para ser uno visible.

Vía: sb-asociados.com / capital.com.mx
Foto: pulsosocial.com

comments