Descubre si eres un mal trabajador con estas 10 señales

mal-trabajador

Siempre te quejas de las malas condiciones que te ponen en el trabajo, pero ¿qué tal si tú fueras el problema? Ser un mal empleado no solo perjudica a tu empresa (quizás ese sea tu objetivo, después de todo), sino también a ti mismo, pues vas en contra de tu marca personal. Hemos preparado una lista para que te realices un autoexamen y descubras si eres o no un mal trabajador:

  1. ROMPES LAS REGLAS

Las normas impuestas por tu empresa te van y te vienen. Es más, si desde jefatura anuncian nuevas reglas, ya estás ideando la forma de romperlas. Los espíritus libres no encajan como piezas del gran engranaje llamado empresa. Esos espíritus tienen que dar marcha a sus sueños de manera independiente, lejos de la organización. Ese es el primer síntoma de que no eres un buen trabajador.

  1. APLAZAS LAS TAREAS

La procrastinación es el sello de fábrica de todo mal trabajador. Si eres de los que dejan todo para última hora, a sabiendas que no podrás terminar todo, ya deberías ir pensando en otras opciones laborales.

  1. SUBESTIMAS A LOS CLIENTES

Cuando crees que las ventas de tu organización se deben a tu talento y no a las necesidades de los clientes, te conviertes automáticamente en un mal trabajador. Los clientes son la piedra angular de todo negocio.

  1. TE LLEVAS MAL CON TUS COMPAÑEROS

Si todos te rehúyen, es porque has dado muestras de sobra de mala actitud frente a tus compañeros. Nunca es tarde para reconciliarse. Ellos te pueden ayudar a volver por el buen camino.

  1. HABLAS MAL DE TU EMPRESA

Ocurre que eres el tipo enojón que todo el tiempo se la pasa hablando mal de los jefes o de la empresa frente a los compañeros. Un momento de liberar emociones es bueno, hacerlo todo el tiempo es perjudicial para la empresa y para ti. Pero un caso más grave es cuando eres un trabajador que tiene contacto con otras empresas o clientes fuera del espacio laboral, e insistes con tus comentarios negativos sobre tu empresa. Siembras una mala imagen frente a tu red de contactos (ninguna empresa quiere a un sujeto así).

  1. TE GUARDAS TUS BUENAS IDEAS

Puede que realmente tu jefe no sea un tipo brillante tal como lo pregonas frente a todo el mundo, pero si tú tienes buenas ideas, ves oportunidades de negocio donde otros no las ven, entonces ¿por qué no lo comunicas? El mal trabajador prefiere perder una oportunidad de ascenso antes que hacer que su empresa crezca con su aporte.

  1. TE CONSIDERAS IMPRESCINDIBLE

Una cosas es que seas imprescindible y otra muy diferente que te autotitules como tal. Si bien tener un ego lo suficientemente alto es bueno, creerse imprescindible puede llegar a ser un vicio pernicioso, puesto que hace que nos creamos más que nuestros compañeros, o como criollamente se dice comenzamos a “pisar huevos”.

  1. HACES LO MÍNIMO POSIBLE

¿Sabes por qué te contrataron? Porque pensaron que tú podías aportar un valor extra a la organización por encima de otros postulantes. Pero, si como trabajador te limitas a hacer lo mínimo necesario, entonces ya no estás aportando ese “valor” que la empresa tenía cifrada en ti.

  1. TE OPONES A LOS CAMBIOS

El síntoma que una empresa está progresando se expresa a través de los cambios internos y externos que ésta afronta. Sin embargo, si siempre te opones a cualquier tipo de cambio, entonces eres un mal trabajador. ¿Por qué? Porque prefieres tu tranquilidad e inamovilidad antes que el desarrollo general de la organización.

  1. NO TE INTERESA ACTUALIZARTE

¿Para qué? ¿Acaso me van a subir el sueldo? Una actualización de tus conocimientos académicos no debe tener la justificación de una búsqueda de aumento de sueldo. Las actualizaciones te ayudan únicamente a ti, a que tú crezcas profesionalmente, ya sea en la empresa en la que te encuentras actualmente, en otra empresa distinta o como profesional independiente.

Vía: expoknews.com /ticsyformacion.com
Foto: elnuevomagazine.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.