El peor enemigo de tu liderazgo es tu voz interior

liderazgo

Prejuicios y condicionamientos hacen al líder soberbio y autómata, dicen los expertos psicoanalistas; cuya tarea es enfrentarse consigo mismo, vencer su condición de víctima y asumir su responsabilidad y liderazgo.

Entre las características para ser un auténtico líder debes desafiar esa entidad conformada por tus prejuicios y condicionamientos que te empuja con frecuencia al aislamiento, la soberbia y a culpar a los demás de un fracaso. Esa entidad es la voz interna, explican los expertos.

Ese ente se trata de la subjetividad que cada uno posee y que el psicoanálisis llama Superyó. En términos comunes es ‘la voz de la conciencia’ o el ‘yo interior’, que actúa como una instancia psíquica que supuestamente da consejos, que advierte de los problemas próximos.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Tu voz interior aparentemente te protege, pero en realidad aísla al líder.

Tus convicciones para el liderazgo, ¿el mayor riesgo?

El Superyó está construido con las fantasías, ideas, convicciones, normas, prohibiciones, prejuicios y puntos de vista de cada persona. Todos crean una falsa idea de libertad y de que se toman decisiones propias, pero en realidad la persona actúa de forma automática, sin mayores cuestionamientos, y poco a poco se va aislando hasta que supone que la autocrítica es suficiente. El resultado directo es el fracaso.

El encubrimiento es la principal característica de la burbuja que envuelve el Superyó, ya que los autoengaños impiden conocer el tamaño y la importancia de un problema que hay que solucionar lo que impide obtener el liderazgo.

Somos los mejores maestros en el arte de sabotearnos, de mentirnos y, por lo general, somos profundamente deshonestos con nosotros mismos, nos ocultamos con máscaras y disfraces”, señalan los especialistas.

Tú eres el campo batalla

Un líder es resultado de la manera en que la persona se enfrenta a su subjetividad y, por lo tanto, cambia su destino, Ya no se deja gobernar por los automatismos y esos monstruos que lo habitan. Y para serlo, primero debe aprender a ser libre. Algo mucho más difícil de lo que parece.

El primer paso es enfrentarse consigo mismo, contra la arrogancia y la condición de víctima. Luego, encontrar la causa de las malas decisiones. Esto implica romper la inercia de no cambiar, de no asumir la propia responsabilidad. También se trata de necesitar de los otros, no como un espejo para regodearse, sino para confrontarse, para acceder a las divergencias.

Según los psicoanalistas, quienes son incapaces de transformar los problemas son devorados por el Superyó, y en el mejor de los casos, sus éxitos serán pírricos. Es paradójico, pero esa necesidad de encontrar satisfacción en el éxito puede alienarse y pervertirse por el Superyó, transformarse en una permanente insatisfacción, en la que nada será suficiente y cualquier logro será menospreciado.

A fin de cuentas, el emprendedor debe tener alma de león para enfrentarse en cualquier campo de batalla y lograr el éxito y liderazgo.

Si has vencido

  • Cuando la persona comienza a ganar la batalla contra sí mismo, surge el verdadero líder.
  • Se preocupa por las personas que constituyen su equipo, ya que no le estorba compartir los problemas personales de cada uno. El mismo busca ser transparente y abierto, porque así es consigo mismo.
  • Se atreve a preguntarse, ya que se requiere de mucho valor así como de gran esfuerzo y dedicación para salir de la cárcel que ha construido para él.
  • También lucha, porque implica romper con las cadenas y la inercia del automatismo de no cambiar, de no sentirse responsable de sus fracasos, de encontrar siempre una buen explicación en la que se excluye la propia responsabilidad de los hechos.

Lo cierto es que hay que tener presente lo siguiente: la destrucción nos acecha todos los días a todas las horas. El Superyó está presente siempre con esa voz que supuestamente quiere ayudarnos y que nos entrampa.

¿Serás capaz de enfrentarla?, ¿de escuchar a los otros?, ¿podrías  seguir el camino del líder?

Vía: CNN

comments

Autor entrada: Equipo Pymex S

Deja un comentario