10 formas de fracasar como emprendedor

emprendedor

Muchas personas que deciden iniciar su propio negocio lo hacen como si fuese un juego para probar suerte; otras, por el contrario, abandonan todo lo que hacen y hasta dejan de lado la familia por su nuevo proyecto. Ninguna de estas opciones te llevará al éxito. Esto solo se consigue con un balance entre tus finanzas, tus relaciones personales y tu salud mental y física. A continuación te mostramos 10 cosas que NO debes hacer en tu trayecto como emprendedor.

1. Tomar el riesgo más alto para conseguir el mejor retorno de inversión

Los emprendedores siempre toman riesgos, pero ese riesgo no debe poner en peligro tu negocio y menos tu vida familiar.

2. Dejar que tu pasión maneje tus ingresos

Debes ser moderado con tus gastos. Piensa en que podrás conseguir tus objetivos trabajando con la mitad de los ingresos de tus proyecciones.

3. Creer que tu idea atraerá el financiamiento que necesitas

Asume que el dinero que piensas obtener de tus inversionistas será difícil de conseguir, a menos que te esté yendo superbién en tu negocio o que tengas familiares y amigos con mucho dinero.

4. Hacer de cuenta que tu familia no importa

Debes comunicarle tu idea de negocio a tu pareja. Ambos deben estar de acuerdo en lo que apostarán en el nuevo negocio.

5. Mezclar tus fondos personales con los de tu negocio

Coloca tu capital de riesgo en una cuenta aparte a la de tus gastos personales. De esa forma, tendrás una mirada más clara de tu evolución financiera, eso te ayudará a tomar mejores decisiones.

6. Utilizar tarjetas de crédito personales para los negocios

Mantén tus tarjetas de crédito personales fuera de tu negocio. Esto te ayudará a hacer un rastreo y contabilidad de tus gastos de negocios para efectos tributarios.

7. Tener los gastos de nuestro negocio al fondo de cajón del escritorio

Contrata a un contador o utiliza alguna herramienta de internet para tus cuentas desde el primer día de trabajo. De lo contrario, perderás mucho tiempo intentando averiguar cuáles deben ser tus próximos gastos.

8. No formalizar tu negocio hasta que tengas ingresos

Debes registrar tu negocio desde un inicio y antes de tu primera transacción. Esto hará que puedas acceder a créditos y seguros que también beneficiarán a tus trabajadores.

9. Esforzarte por conseguir el éxito antes de pensar en tus primeros gastos

Es importante entender cada vez más cómo funcionan tus inversiones, de esa manera, a medida que tu negocio crezca y se expanda, también serás capaz de manejar tus propios ingresos de forma eficiente.

10. Concentrarte en varias iniciativas o productos

Debes decidir lanzar un producto a la vez. Enfocarte en diez productos al mismo tiempo hará que pierdas energía y tu trabajo será menos eficiente.

Vía: Forbes

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion