10 pasos para seducir a un inversionista

Conocer la razón de ser del inversor y manejar cifras precisas del negocio, es clave; las buenas propuestas para atraer a un fondo se resume en estos 10 puntos.

Al emprendedor no le falta ímpetu para exponer su idea de negocio, pero sí tener mayor preparación para vender su proyecto con información que el inversionista necesita escuchar.

Un error del emprendedor ante el inversionista es hablar de lo que ofrece, sin especificar por qué lo hace, es decir, qué problema del mercado resuelven. ¿Qué se puede mostrar al inversionista? La respuesta es única: nada como probar el concepto de la idea de negocio.

Los 10 infaltables

En la presentación ante un inversionista hay que contar la historia detrás de los números del negocio. La recomendación es que previo a estar ‘cara a cara’ con un inversionista, se domine tres puntos:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Hay que saber que los inversionistas valoran mucho que un emprendedor o un jefe de proyectos sepa realizar entonces una buena presentación al momento de vender su propuesta. Aquí las claves para hacerlo:

1. Explicar el proyecto: las características principales del proyecto deben ser transmitidas en pocas palabras, sin rodeos y al grano. Debe quedar muy claro el modelo de negocio propuesto.

2. Experiencia e inquietudes: el expositor debe presentar resumidamente su experiencia personal, sus necesidades, sus ambiciones laborales, etc. Para los inversionistas es muy importante saber a quién van a apoyar.

3. Tener objetivos: definir el motivo, los objetivos y las necesidades que mueven el lanzamiento del proyecto. El inversor busca saber qué se requiere de él.

4. Ser concreto: no se trata de exponer un plan de negocios. Es solo un resumen en el que se definen los aspectos fundamentales del proyecto sin entrar en mayores detalles.

Te puede interesar: Tips que debes de utilizar antes de buscar inversionistas

5. Pocas ideas pero de impacto: es importante destacar los puntos que definan la oportunidad que supone arriesgar por el proyecto.

6. Definir el público objetivo: se debe mostrar claramente el mercado al que se dirige el proyecto. Los inversores deben saber que los autores del proyecto conocen el sector en el que se participará, así como a la competencia.

7. Mostrar entusiasmo: los potenciales inversores deben percibir pasión por el proyecto. El expositor debe demostrar que cree fervientemente en el proyecto y debe contagiar ese entusiasmo a quienes lo escuchan.

8. Tener conocimiento profundo: el expositor debe conocer todos los detalles del proyecto, de tal modo que pueda responder todas las preguntas y consultas. Dicho conocimiento debe abarcar las debilidades del proyecto y tener preparadas las soluciones correspondientes.

9. Ser consiso: se recomienda un discurso breve, preciso, conciso y sin adornos. Directo al grano y sin ahondar en detalles.

10. Reunión posterior: la venta del proyecto no se hará necesariamente en una primera exposición. El objetivo es despertar el interés del inversor por el proyecto. Si luego de la primera exposición quedan temas por desarrollar en una siguiente ponencia, habrá que programarla. Esa es una buena señal.

Vía: esan.edu.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P