4 claves de Disney para ser un emprendedor

simon-t-bailey

Un ex trabajador del parque temático más grande y famoso del mundo, compartió su experiencia de trabajo de 10 años que lo ayudaron a convertirse en un gran emprendedor.

La vida de Simon T. Bailey empezó en Walt Disney World con su primera prueba de resistencia. Luego de varias entrevistas y un psicoanálisis minucioso y extensivo fue contratado.

Aquí están cuatro de las claves que adquirió y que resultaron fundamentales para su desarrollo como emprendedor:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Conocerse uno mismo y la razón por la que está ahí

Cuando Simon tuvo la oportunidad de codearse con los ejecutivos de Disney, le preguntó a Al Weiss, el entonces presidente de Walt Disney World Resort, lo que se necesita para crecer en la compañía. “Debes saber quién eres y porqué estás aquí”, le dijo.

Lo cierto es que le tomó años en comprender lo que le dijo. Admitió que mientras trabajaba para una de las empresas del entretenimiento más grande del mundo se puso a trabajar mentalmente en la razón por la que estaba ahí.

Pasaron algunos años cuando Simon renunció a Disney para abrir su propio negocio como emprendedor ya que estaba listo no sólo para hacer dinero, sino para encontrar el significado y responder al “porqué”. Hoy es un exitoso CEO de su empresa y autor del bestseller “Release Your Brilliance“.

Estar cómodo en el trabajo

Luego de varios años, Simon se convirtió en el director de ventas de un equipo que nadie más deseaba pertenecer. Señala que como emprendedor se necesita estar cómodo en lo que uno hace y que no sea un obstáculo para su desarrollo profesional.

Tener mentalidad emprendedora

A Disney le tomó dos años para que tuviera la mentalidad correcta; es decir, de entender que en Disney, el amor del cliente  es más que entablar una conversación: es una forma de pensar. Precisamente, esta conexión emocional es el “secreto” de Disney, y como parte de ese equipo, eso es algo que Simon necesitaba entender.

Luego se dio cuenta que hay que tener una mentalidad ganadora, positiva actitud y entrenar duro para el éxito. Y es que una persona puede tener excelentes credenciales de trabajo pero si está emocionalmente desorientado cuando se comunica con la gente, fracasará.

Crear una mesa personal de directores

Inicialmente Simon planeó renunciar a Disney después de 90 días. Había salido de una pequeña empresa de 100 empleados a una donde trabajan 55 mil personas . Cuando su reclutador se enteró de sus planes, hizo que se quedara en la empresa presentándole a dos ejecutivos,  Jim Lewis y Brad Rex.

Ellos se convirtieron en los primeros miembros de su mesa personal de directores quienes se reunían cuatro veces al año en las que los actualizaban el progreso de Simon en la compañía.

Sin duda que en Disney cometió errores, aprendió lecciones, descubrió cuáles eran sus pasiones y desarrolló una red cercana para asegurar su futuro. Todo eso le sirvió para convertirse en un emprendedor exitoso.

Y así como Simon, ¿Crees que en el Perú existen empresas que motiven a sus trabajadores para lograr el éxito profesional?

Vía: simontbailey

comments

Autor entrada: @Equipo Pymex M

Deja un comentario