5 consejos para convertirse en un emprendedor social

emprendedor social

Por muchos años se ha creído que los negocios tienen que ser rentables a expensas de su calidad y sus repercusiones sociales. Lo que caracteriza a un emprendedor social de esta generación es que sabe que los negocios pueden hacerse de forma diferente. Como demuestran varias empresas, en la actualidad, es posible conseguir nuestros objetivos económicos y al mismo tiempo dejar un impacto social positivo.

Si tienes una gran idea que te permita crear un negocio lucrativo y con el que a la vez puedas realizar buenas obras sociales, aquí te damos cinco consejos importantes para ponerte en la dirección correcta y alcanzar tus objetivos:

  1. Enfoques para la construcción de una plataforma. A diferencia de un negocio tradicional que está estructurado solo para generar dinero, el emprendedor social pueden elegir uno de estos modelos para hacer una empresa más responsable: donar un porcentaje de las ganancias de la compañía, afiliarse a una causa, comunidad o acciones de caridad y elaborar un producto o servicio que pueda generar dinero y, a la vez, recaudar fondos para una buena causa.
  2. Conocer el papel de las entidades que alientan el emprendimiento social. En los últimos años, muchas organizaciones se han creado para hacer al emprendimiento social más accesible y exitoso. Estas instituciones pueden ser una fuente de apoyo financiero, además de  ofrecer asesoría y otros incentivos como el Premio Perú 2021 a la Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible de las Empresas.
  3. Tener una gran visión, pero empezar de a poco. Cada emprendedor (social o no) espera que su idea se desarrolle exitosamente, para esto es importante la paciencia. Un nuevo negocio necesita tiempo y espacio para crecer. La clave está en empezar por construir una base sólida para que puedan hacerse cosas más manejables y pequeñas y así poder descubrir qué funciona o no.
  4. No perder de vista tu misión. Si tomas una decisión estrictamente empresarial para generar más ganancias, podrías fallar. Si tomas en cuenta tu misión y tus ganas de ayudar, estarás encaminado y atraerás a los programas y socios adecuados.
  5. No dejarse desalentar por los cambios constantes. Es raro encontrar el éxito de inmediato. Pasará algo de tiempo para que tu idea de negocio y tus objetivos lleguen a buen puerto. A veces tendrás que cambiar de modelo de negocio varias veces en un periodo corto para encontrar la dirección correcta. Tener las cosas claras toma tiempo, pero vale la pena esperar.

Vía: Theguardian.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.