5 errores frecuentes al iniciar una empresa

Son errores comunes a los cuales se debe prestar mucha atención, tenerlos muy presentes, y procurar siempre evitarlos si se desea alcanzar el éxito con los proyectos.

La vida de una empresa depende básicamente de dos acciones principales: el crear la empresa y el hacerla crecer con todo lo que ello implica. ¿Cómo lograrlo con éxito?

En el caso de la creación de la empresa, se habla de la posibilidad de existencia de la misma, es decir que con los aciertos y errores, el emprendedor se juega la sola posibilidad de ser del negocio que se está montando.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Es preciso, por ello, tener presentes los errores más frecuentes al iniciar una empresa y saber el momento en el que se pueden presentar, para estar preparados y poder evitarlos.

1. No tener un plan de negocios

Este es un error muy grave.. Un plan de negocios no es un montón de palabras con metas y objetivos, es una guía detallada de cómo se procederá a cumplir dichos objetivos, la estrategia y las consideraciones necesarias. Es decir, este plan arroja determinados datos que luego deben ser interpretados para la creación de una estrategia que luego se convertirá en el plan de negocios.

2. Elegir un negocio ajeno a las capacidades, gustos y posibilidades

Si algo no gusta; o peor, desagrada, no se le pondrá la misma pasión que a algo que sí despierta interés y emoción en el emprendedor. Entonces se debe dedicar con menos empeño a dicho proyecto. Lo malo es que el resto de empresas cuenta con emprendedores con ganas de salir adelante y hacer las cosas bien, de tal forma que si no se le pone pasión a lo que se hace se estará con una seria desventaja.

Te puede interesar: Los 23 errores que no debes cometer como emprendedor

3. Contar con demasiados socios

Son muchas las pymes que cuentan en su planilla de 5 arquitectos, 4 asesores de marketing, 8 diseñadores… De lo que se trata es que los socios complementen sus capacidades, ya sea económicas, de diseño, de contabilidad, de los asuntos legales, etc. Si todos hacen lo mismo entonces en lugar de agilizar el trabajo entorpecerán sus funciones y descuidarán otros asuntos que necesitarían gente especialista.

4. No tener una financiación adecuada

Se debe contar con una financiación acorde a las necesidades del plan de negocios, que parte a su vez de un cuidadoso estudio de mercado. Asimismo, evitar gastar demasiado en cosas innecesarias (aparatos de lujo, máquinas de última tecnología), pero tampoco escatimar demasiado en gastos, pues sino se pondrá en peligro la calidad y eficiencia de lo que se va a realizar.

5. Confiar en los tratos “de palabra”

Por último, este error puede costarte la pérdida total de la inversión en incluso problemas legales: confiar en los tratos de palabra, de “boca a boca”. Todo arreglo y contrato debe estar sobre papel, correctamente legalizado y notariado si es necesario.

Vía: emprendedor.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments