5 herramientas clave para analizar tu plan de negocios

Para desarrollar una idea de negocio se necesita encontrar la manera de reproducir y multiplicar los puntos de vista, y las formas de abordarlos.

Muchos emprendedores caen en la tentación de ejecutar su negocio sin tener un plan de negocios previo limitándose a cruzar los dedos esperando que salga bien.

Y podría ser que sí, pero lo más probable es que no. Lo ideal es llevar a cabo un análisis previo pormenorizado del sector y el mercado en el que se piensa adentrarse por lo que hay numerosas herramientas de análisis estratégico gratuitas que pueden servir para para identificar qué distingue la marca del resto y elaborar un buen plan de negocio para la futura empresa.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Estas son algunas de ellas.

1. Análisis PEST

Con esta herramienta de análisis estratégico se puede analizar el entorno en el que se quiere crear o establecer la empresa, negocio o proyecto. El nombre es un acrónimo de cuatro factores:

  • Políticos: estabilidad política, la posibilidad de un cambio de gobierno que de lugar a cambios en las políticas fiscales o en materia de subvenciones, posibles cambios en los tratados comerciales, existencia o no de grupos de presión…
  • Económicos: economía en crecimiento o en recesión, tendencia del consumo, situación de confianza o de inestabilidad, los tipos de cambio, el nivel de inflacción…
  • Socioculturales: hábitos sociales, cambios en los gustos o en las modas de la gente, formas de comunicación habituales, demografía, salud, valores…
  • Tecnológicos: tecnología actual, posibles avances, desarrollos en marcha, conocimientos, inversión en I+D, información…

Entonces, se debe analizar en qué medida cada uno de estos factores macroambientales podría influir positiva o negativamente en la empresa.

2. Análisis PESTEL

Es una variación del anterior que añade dos factores más a los cuatro del análisis PEST. Además de tener en cuenta los factores políticos, económicos, sociales y tecnológicos, se analizarán también los factores:

  • Ecológicos: por ejemplo, el cambio climático puede tener consecuencias en diversos sectores como el turístico o el de las aseguradoras. Las leyes de protección medioambiental o las regulaciones en materia de gestión de residuos o de energías también pueden influir en una empresa.
  • Legales: leyes contra la discriminación, leyes de defensa del consumidor, leyes antimonopolio, licencias, legislación laboral, leyes de protección de la salud, sectores con una protección especial…

Te puede interesar: 10 características que debe tener tu plan de negocios

3. Análisis FODA

Es una herramienta de análisis estratégico que permite analizar la situación interna y externa de una empresa o proyecto. Es como hacer una fotografía de la situación de la compañía. El objetivo es conocer la situación real en la que se encuentra la organización, empresa o proyecto en cada momento y, en función de ello, planear la estrategia de futuro más adecuada.

El nombre de esta herramienta de análisis es un acrónimo de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas. Las fortalezas y debilidades forman parte del análisis interno, es decir, de las cosas que podemos controlar, mientras que las oportunidades y las amenazas integran parte del análisis externo, es decir, cosas que externas a la empresa que no se puede controlar porque no dependen de nosotros.

Para analizar los datos se elabora una matriz:

Una vez completado el análisis es necesario tomar las decisiones estratégicas correspondientes y ponerlas en práctica cuanto antes.

4. Modelo de las 7 S

A diferencia de la mayoría de las herramientas de análisis estratégico que suelen centrarse en el análisis externo, el Modelo de las 7 S, desarrollado a principios de los años 80 por Tom Peters y Robert Waterman, dos consultores de la firma McKinsey & Company, apunta directamente al interior de la compañía.

El modelo analiza, concretamente, 7 factores, cuyos nombres en inglés empiezan por S (de ahí el nombre de la herramienta, las 7 S) y que, según sus autores, son los 7 factores fundamentales de cualquier estructura organizativa:

  • Estrategia (Strategy)
  • Estructura (Structure)
  • Sistemas (Systems)
  • Estilo (Style)
  • Valores compartidos (Shared values)
  • Personal (Staff)
  • Habilidades (Skills)

La idea del modelo es que las organizaciones no operan como un conjunto de silos estancos, sino más bien como una red de piezas interconectadas. Por eso es fundamental que los siete factores recogidos en el modelo estén alineados para que la empresa tenga éxito.

Para verlo más claro, lo mejor es dibujar un octógono y colocar cada una de las S en uno de sus vértices. Excepto los valores compartidos que, como son compartidos, se colocarán en el centro del octógono. Después, se trazan varias líneas que vayan desde cada vértice hasta los demás.

5. Las 5 fuerzas de Porter

Esta herramienta de análisis estratégico, ideada por el ingeniero y profesor Michael Porter en 1979, todavía sigue vigente. El modelo delimita un marco que permite analizar el nivel de competencia dentro de un sector para poder idear, así, una estrategia de negocio que haga rentable la empresa.

En este sentido, es ideal para elaborar un plan de negocio, dado que es fundamental analizar la competencia antes de crear una empresa, por lo que este modelo es especialmente interesante para emprendedores.

Las cinco fuerzas de Porter son las siguientes:

  1. Poder de negociación de los compradores o clientes
  2. Poder de negociación de los proveedores o vendedores
  3. Amenaza de nuevos competidores
  4. Amenaza de productos sustitutos
  5. Rivalidad entre los competidores

Vía: emprendedoresnews.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments