5 razones para dejar tu negocio y convertirte en empleado

No, no has hecho una mala lectura del título. Estamos llenos de información que habla de los beneficios de iniciar tu propio negocio. Sin embargo, en esta ocasión nos enfocaremos a averiguar porque un buen trabajo como empleado es mejor que un negocio propio. No todos tienen madera emprendedora. Es por ello que no podemos soslayar que para algunas personas la felicidad se encuentra en trabajar al lado de otros.

¿No se te viene a la mente alguna razón que te demuestre que ser empleado es mejor que crear tu propio negocio? Vamos a darte una pequeña ayuda y al final sacaremos conclusiones:

  1. Trabajar para alguien es la mejor universidad del mundo

De hecho, puedes aprender mucho creando tu propio negocio. Solo que hay un gran problema. Cada error que cometas te costará dinero (hasta puede arruinar tu negocio). Sin embargo, cuando trabajas para alguien y no cuentas con la suficiente experiencia, puedes cometer errores y, sin embargo, te seguirán pagando como si nada hubiera pasado (ojo, si recaes en los mismos errores seguramente tu salida será inmediata).

  1. Puedes dedicarte a lo que te gusta

Como emprendedor, tendrás que hacer de todo un poco en tu floreciente negocio. No bastarán tus conocimientos específicos, sino también deberás aprender sobre contabilidad, administración, logística, marketing, comunicaciones, etc. Y puede ocurrir que muchas de esas tareas te resulten enojosas. Sin embargo, al trabajar como empleado te eliminas todas esas labores aburridas. Únicamente te enfocas a lo que te gusta y dejas esas tareas a otros profesionales contratados por tu jefe.

  1. Juegas en grande

Imaginemos que hay dos redactores con gran talento. Uno de ellos decide crear su propio blog. El otro ingresa a un medio de comunicación a laborar. Mientras al primero solo lo leerán sus amigos o algunos especialistas durante los primeros meses, al otro lo leerán miles o millones de personas de inmediato. He ahí una gran diferencia que va más allá de los fríos ingresos. Cuando se trabaja como empleado de una gran empresa, tu mercado es mucho más grande que al emprender por tu cuenta.

  1. Construyes relaciones con gente influyente

Trabajar en una gran o mediana empresa implica que tendrás que relacionarte con dueños de otros negocios, gerentes de diversas áreas y expertos en diversas materias. Algo a lo que no lograrías acceder desde tu lindo negocio instalado en casa. Por supuesto, que como pequeño empresario también puedes construir grandes relaciones, pero te costará el doble, ya que esos empresarios o gerentes que viajan en un BMW y tienen como 4 ó 5 asistentes difícilmente puedan considerarte como un igual.

  1. Dinero seguro para cumplir tus sueños

Y finalmente, no podemos olvidar el factor monetario. Para muchos, enfrentar el vaivén de vivir con unos billetes de más en un mes y con unos de menos en otro mes, no resulta nada agradable. Hay quienes se sienten seguros y felices recibiendo su dinero contante y sonante cada fin de mes. Y no hay nada de malo en ello. Se ha estigmatizado mucho este aspecto, cuando en realidad lo negativo de la situación no es el cobrar un cheque cada 30, sino el malgastar el dinero a lo loco. Sin embargo, una persona que invierte parte de su sueldo en bolsa, otra parte en su educación, y otro porcentaje a su entretenimiento, ¿está cayendo en un error?

2 comentarios sobre “5 razones para dejar tu negocio y convertirte en empleado

  • el Junio 4, 2015 a las 11:55 am
    Permalink

    No estoy de acuerdo, nunca se aprende más que cuando se echa a andar un negocio propio, y jamás se tendrá más satisfacción que cuando se ve que un proyecto de tu autoría tiene éxito.

  • el Junio 5, 2015 a las 1:39 pm
    Permalink

    Esa era la idea de este artículo, observar el porqué unas personas prefieren el ser empleadas y, otras en cambio, dirigir su propio negocio.

Deja un comentario