5 tips para vencer siempre en una discusión

Una discusión en casa, una discusión en la universidad, una discusión en el trabajo… parece que vivimos envueltos en el conflicto. Si bien nadie quiere vivir bajo el estigma del conflicto eterno, lo cierto es que es el conflicto lo que mueve el mundo. Sin voces discordantes sobre un tema específico, resultaría imposible hablar de “progreso”. Pues bien, si bien hablamos del conflicto como algo positivo, también es cierto que nadie quiere darse por vencido en una discusión. Nuestro ego siempre va a superar a nuestra razón.

Por ello, en esta ocasión te traemos algunos secretos para que salgas bien parado tras cada discusión:

  1. Ser honesto con mesura

¿Quieres soltar tu verdad de un solo tirón? Cuidado, no lo hagas. El factor decisivo aquí es ganar la discusión, y no el mostrarse más agresivo. Por lo general, si te muestras agresivo tu interlocutor no atenderá tus razones por más asidero que tengan. Por ello, si la discusión se torna acalorada, escucha atentamente a tu interlocutor, y cuando se tome un respiro, con voz mesurada expone tus argumentos y así lograrás vencer por la fuerza de tus razones, y no de tu imperiosa voz, la discusión.

  1. Ser cuidadoso al manifestar tus emociones

Nunca digas “Estoy rabioso” o “Te detesto” en medio de una discusión. Si sueltas frases como esas habrás logrado que tu interlocutor salga victorioso, pues ya logró lo que él quería: desacomodarte emocionalmente. Así que cada vez que abras la boca, piensa concienzudamente lo que vas a decir. Una sola palabra puede decidir el rumbo de la discusión, para bien o para mal.

  1. Actuar a la ofensiva

Actuar a la ofensiva no implica actuar agresivamente. Lo que sí está demostrado es que mostrarse a la defensiva durante una discusión te da todos los boletos para salir perdedor. El que actúa a  la defensiva solo genera excusas, mas no razones de peso para convencer a su interlocutor. Por supuesto que actuar a la ofensiva durante una discusión no es nada fácil. Para ser ofensivos, en el sentido positivo de la palabra, requerimos saber más que nuestros oponentes sobre el tema de discusión. ¿Tienes las armas para ello?

  1. Asumir responsabilidades

Otra forma de perder una discusión es culpando a otros de nuestros errores. Esa excusa no deja contento a nadie. Así que en lugar de brindar excusas baratas, reafírmate en tu posición indicando las razones que te llevaron a asumir tu posición o acción. Por lo menos, aún pierdas la discusión, quedarás como una persona noble e inteligente que no culpa a los demás por lo que es plena responsabilidad propia.

  1. Decir lo que tienes en la mente

Si no lo haces, no solo perderás la confrontación sino que también te arrepentirás luego. Mide tus respuestas, pero no hasta el punto de morderte la lengua. Si tienes que decir algo, hazlo ahora, no hay punto de retorno tras finalizar una discusión.

Vía: forbes.com

Foto: dealer-communications.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion