7 consejos que te ayudarán a cerrar una negociación con éxito

Vender un producto o servicio es todo un arte. Aquí, te ofrecemos estas prácticas que te permitirán volverte un experto en la materia.

Muchos emprendedores tienen la mente llena de modelos de negocios, por lo que no toman riesgos a la hora de vender. No obstante, aprender algunas técnicas para conectarse con sus clientes puede ser la puerta de entrada al éxito empresarial.

Y es que negociar es un arte por lo que se deben dominar no solamente algunas técnicas especialmente destinadas para maximizar aumentar las posibilidades de éxito en una negociación, sino la de dominar una serie de habilidades comunicativas.

Ahora bien, ¿qué se puede hacer para salir airoso en tal negociación? Aquí te lo explicamos.

1. Conocer al interlocutor

Siempre es ideal saber con quién hablamos (por ejemplo, sus virtudes y valores). Pero en ocasiones es posible investigar sobre la persona que se tendrá delante, ya sea a través de sus redes sociales, de Google o por conocidos en común. Sin embargo, en otras ocasiones, esto no será posible, por lo que se debe tomar un tiempo para saber más sobre cómo es la persona que se tiene enfrente y analizar la situación que los envuelve.

2. Identificar la necesidad de la otra persona

No sólo es necesario averiguar datos sobre la persona y cómo es ésta, sino que se deben conocer sus necesidades. Saber qué es lo que busca y qué es lo que pretende obtener es imprescindible para poder negociar con alguien. De lo contrario, se estará nadando en una piscina sin agua.

3. Tener claro lo que se ofrece

Además de conocer el producto o las necesidades del otro interlocutor, también es clave conocer las de uno mismo. “¿Qué es lo que se ofreces?” o “¿qué es lo que se necesita?” son algunas de las cuestiones que plantearse antes de iniciar la conversación negociadora. Cualquier negociación requiere que se conozca en profundidad y que se tenga claro cuál es el valor añadido que se ofrece.

4. Ser empático

La empatía es clave en cualquier relación interpersonal, pero también lo es cuando se pretende negociar con otros. La empatía significa ponerse en el lugar de la otras personas, entender el mundo que perciben y las emociones que sienten.

Te puede interesar: 5 infalibles técnicas de negociación para introvertidos

5. Escuchar activamente

Cuando se negocia, la otra persona tiene mucho que decir y no solo el que habla. Y es que muchas veces se oye y no se escucha. Esto ocurre especialmente en una negociación, en la que se quiere imponer las necesidades y es bastante habitual que se quiera “venderse bien” a toda costa, y a veces solo pensando en uno mismo. Y, claro; escuchar es tan importante como hablar, y por ello es importante realizar una comunicación completa con el otro lado de la mesa negociadora.

6. No esperar conseguir todo lo que se quiere

Cuando se encara una negociación es importante ser consciente que no siempre se conseguirá el 100% de lo que se ha propuesto porque la otra persona también tiene necesidades. Por eso, es importante aprender a ceder, pero no a cualquier precio. El objetivo es llegar al equilibrio, a ese punto en el que los dos interlocutores ganan.

7. Ser persuasivo

Un buen negociador debe ser una persona con habilidad de persuasión, pues se necesita convencer al otro interlocutor que lo que se ofrece es bueno tanto para él como para el vendedor.  La persuasión entonces, es un arte que puede aprenderse y que tiene como objetivo hacer que nuestro punto de vista sea atrayente también para la otra persona.

Vía: psicologiaymente.net

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL