7 lecciones de mamá que pueden ayudarte en tu negocio

iniciar un negocio

Mientras uno crecía, la mamá nos enseñó muchas cosas para que seamos una persona buena y feliz cuando nos hiciéramos adultos. Hoy, todas esas lecciones pueden adaptarse a diversos  aspectos de la vida: en las relaciones, la crianza de los hijos y hasta en el negocio.

La verdad que sacar adelante un negocio propio puede ser difícil, pero las enseñanzas de mamá estarán presentes pues las has interiorizado todos estos años. Y ad portas de celebrar el Día de la Madre, te presentamos 7 consejos que de seguro has escuchado y que ahora podrás ponerlos en práctica.

1. Cuida el dinero

¿Te acuerdas de niño querías que mamá te compre todo en la juguetería y te dijo que el dinero no crece de los árboles? Bueno, ahora que administras un negocio esa frase es mucho más importante. Se debe hacer un presupuesto, medir los  datos y llevar el control de las finanzas para no encontrar sorpresas después.

Lee también: 7 tips para mamás emprendedoras

2. No pierdas el contacto

Las quejas que hace la mamá cuando no se la llama también se pueden traducir al ambiente laboral. Mantenerse comunicado con proveedores, clientes e inversionistas puede ayudar a ampliar la red de contactos y aprovechar su ayuda para hacer crecer el negocio.

3. No sigas a los demás

“Si ellos saltan de un puente, ¿lo haces tú también?”, típica frase de mamá, pero muy cierta. Para hacer que un negocio se destaque, se debe ofrecer algo diferente a lo que todos los demás presentan. Hay que seguir nuestros propios instintos y no tener miedo de equivocarse.

4. Concéntrate en el presente

Desde niño, mamá celebraba cada logro en tu vida: tu primer paseo en bicicleta, el dibujo que hiciste en el nido, tu primer 20 de nota, etc. . Esos detalles te hacían enfocarte en la meta que se había alcanzado en ese momento, disfrutarla y luego pensar en el futuro. Entonces, se debe aprender a apreciar el presente y aprender de él para seguir caminando hacia adelante.

5. Espera pacientemente

Después de un examen difícil o una entrevista de trabajo, mamá siempre estaba ahí para calmar los nervios. Así sucede en los negocios: solo queda esperar que a los inversionistas o clientes les agrades. Y si no ocurre, no hay que desanimarse y seguir intentando.

6. Sé responsable

¿Tu mamá era de la que te perseguía para que hagas las tareas hasta? Si es tu caso, sabes que la semilla de la responsabilidad plantada terminó por dar frutos. Deja que el árbol siga creciendo y nunca te despreocupes de las tareas.

7. Mantente firme en tus decisiones

Cuando mamá decía que “no”, era NO. Esa firmeza en las decisiones es algo que se debe imitar de ella. Muchas personas intentarán cambiar las ideas o transformar el concepto de tu negocio, pero si se confía en la idea de emprendimiento se sabrá rechazar lo que no es útil y aprovechar las cosas positivas.

Vía: El Comercio
Foto:babyagusv.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO EMPRESARIAL

Artículos Relacionados

comments