7 obstáculos que una empresa familiar tiene que vencer

empresa familiar

Ayer tiendas de barrio; hoy, pequeñas empresas que un día surgieron gracias al esfuerzo un abuelo, o un padre.

Se trata de los negocios de una empresa familiar donde todos aportan su grano de arena pero que existen obstáculos para que este tipo de negocio tengan el éxito empresarial.

Y es que en muchas ocasiones un negocio familiar se convierte en un obstáculo para crecer como profesional donde el lazo que se establece entre un familiar es más fuerte que cualquier contrato con la mejor de las empresas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Empresa familiar, estructura dominante

Se calcula que este tipo de empresas representan aproximadamente dos tercios del conglomerado empresarial mundial y sólo en Estados Unidos generan alrededor del 64% del Producto Interno Bruto, empleando a alrededor del 62% de la fuerza laboral de ese país.

En América Latina, se estima que nueve de cada diez organizaciones lo son. Se trata de las empresas familiares, estructuras predominantes en el mundo corporativo que debido a su visión y objetivos de largo plazo, son consideradas más exitosas que sus homólogas no familiares.

No obstante, si bien ofrecen un panorama alentador en cuanto a las posibilidades de éxito, estadísticas señalan que aproximadamente el 70% de estas organizaciones desaparece después de la muerte de su fundador y apenas entre un 5% y un 15% logran alcanzar la tercera generación.

Esto se debe a que las empresas familiares “son más conservadoras y adversas al riesgo que sus homólogas no familiares, dado que una parte significativa de la riqueza y bienestar de la familia está relacionado con la empresa”.

Lo cierto es que las consecuencias de este comportamiento se muestran en su lenta adaptación a la innovación y a los cambios requeridos por el entorno.

Otra de la desventajas es el nepotismo, el cual se manifiesta a través de la contratación exclusiva de miembros de la familia que carecen de interés, vocación o capacidad para ocupar los mayores cargos de importancia.

En definitiva, un negocio familiar es uno de los contextos más complicados a la hora de gestionar el capital humano. Los lazos estrechos pueden ahogar nuevas y mejores ideas, el gusto por el poder implica la falta de libertad y de cambio.

Obstáculos que una empresa familiar tienen que derrotar

1. El control: el presidente de la empresa familiar no necesariamente es la persona que la dirige. En muchas empresas el patriarca asume el cargo, pero la gestión y control de la misma queda en manos de otros familiares.

Los expertos sugieren que se necesita que un familiar se haga cargo de las operaciones diarias y ser capaz de aplicar técnicas de gestión eficaces, de no prestar atención a las peleas entre familiares y tener la personalidad para hacer prevalecer sus decisiones.

2. No definir jerarquías: este proceso es clave cuando un miembro de la familia gestiona la empresa y otros parientes se ocupan de varios cargos.

Las responsabilidades de los familiares deben estar descritas claramente y los empleados que son miembros de la familia deben tener la autodisciplina de trabajar respetando esa jerarquía de autoridad.

Se recomienda contratar a un empleado externo para que ocupe un cargo directivo para participar en las operaciones y contribuir a facilitar las decisiones que deban tomar los miembros de la familia emocionalmente.

3. Contratar parientes no capacitados: es uno de los problemas más comunes contratar a parientes que no cuentan con capacidad ni talento. Este problema aumenta cuando se descubre que el familiar le cuesta más dinero a la empresa de lo que aporta laboralmente.

¿Qué hacer? Primero, reconocer el talento o la falta del mismo ya que esto puede afectar negativamente a los otros empleados. Otra alternativa es cambiar tal actitud y que sea capacitado.

4. Alta rotación de no familiares: la salida o entrada de personal externo a la familia es común en estas empresas. Esta acción es un gran peligro para la empresa, ya que los mejores trabajadores y gerentes pueden abandonarla al percibir la poca oportunidad de crecimiento laboral.

Una forma de liberar a los principales ejecutivos de tener que enfrentarse con un pariente problemático es ayudar a este último a abrir un negocio que no sea competencia con la empresa, siempre que tenga el talento para operarlo con éxito.

5. Gastos vs. ahorros: hay casos que el gerente ve gastos necesarios para mejorar la eficiencia de la empresa, pero algunos parientes lo verán como algo que afectará su patrimonio. Una manera de ayudar a esos parientes a comprender que “hay que gastar dinero para hacer dinero”.

Lo ideal es demostrar los resultados con cifras que sustenten las ganancias en un periodo determinado. Si continúan siendo incrédulos, intentar con un consultor independiente.

6. Actitudes demasiado conservadoras: cuando en una empresa familiar algunos miembros envejecen tienen una actitud conservadora y se resisten al cambio y tienen aversión al riesgo.

Para ello se debe fomentar el retiro paulatino de estos familiares conservadores y una forma de lograrlo es disminuir su influencia en las decisiones de gestión.

7. Intercambiar información: este no es un problema solamente de este tipo de empresas; así que los directivos saben que no están solos y pueden pedir ayuda o ideas a otros que estén ene le mismo caso.

Los expertos recomiendan buscar relacionarse con otros para informarse sobre las soluciones que otros hayan dado a problemas causados por parientes y familiares.

Esta acción puede hacerse mediante invitaciones a personas externas que tengan experiencias similares o acudir directamente a las asociaciones y cámaras de empresarios.

¿Conoces alguna empresa familiar de prestigio y que sea de éxito?

Vía: pymesyautonomos
Foto: coachlatinoamerica

comments

Autor entrada:

Deja un comentario