9 beneficios que tienen las empresas al aplicar la gestión integral de riesgos

Riesgo es aquella situación en la que se establece la posibilidad de que un evento ocurra y afecte negativamente los objetivos de la empresa. ¿Cómo aplicarla?

La gestión integral de riesgos (GIR) implica poner “en blanco y negro” el control de riesgos y visibilizarlos tanto al interior como al exterior de la empresa dentro del marco del buen gobierno corporativo.

Esta práctica, que no es muy común en las empresas salvo las del sector financiero, permite aumentar la eficiencia y la confianza de inversionistas en el mercado. Es así como la GIR constituye un factor importante en la capacidad de financiamiento en los negocios. Al ofrecer claridad respecto a lo que hace una compañía, brinda la transparencia necesaria como para ganarse la confianza del mercado.

Lo cierto que la implementación de una gestión de riesgos tiene múltiples ventajas para las empresas que detallamos a continuación:

Suscríbete a nuestro boletín informativo


1. Permite preservar el patrimonio de los accionistas

Através de la identificación de oportunidades de control que ayuden a mitigar los riesgos de pérdidas económicas u operativas.

2. Mejora la eficiencia y automatización de procesos

Al identificar oportunidades de mejora que están directamente relacionadas a la mitigación de re-procesos.

3. Busca oportunidades de optimización de costos y ahorros

A través del involucramiento oportuno y proactivo en la identificación de sobrecostos.

4. Ayuda a dar cumplimiento a las leyes y normas aplicables

A través del análisis y establecimiento de controles para dar cumplimiento a la regulación externa, así como a los códigos, políticas y normas internas.

5. Ayuda a identificar y/o prevenir riesgos de integridad y de fraude

A través de un análisis de los riesgos relacionados con la oportunidad, racionalización y presión para el logro de objetivos.

Te puede interesar: Cómo realizar una buena gestión en tiempos de crisis

6. Fortalece el sistema de control interno

Pues verifica que los recursos de la compañía se empleen de manera efectiva y estén protegidos de apropiaciones indebidas.

7. Proporciona mayor confianza en los inversionistas y resto de stakeholders

Al establecer mecanismos de control preventivos y correctivos sobre la información financiera y no financiera, así como los planes de continuidad del negocio.

8. Mejora los sistemas de administración y gobierno

Plantea y difunde prácticas líderes y brinda oportunidades de sensibilización sobre la importancia de la gestión integral de riesgos.

9. Permite un mejor seguimiento de la estrategia

Al contar con procesos robustos y riesgos más controlados, la gerencia puede focalizarse mejor en la ejecución y monitoreo de la efectividad de su estrategia.

Vía: gestion.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL