9 lecciones para emprender que no estudiarás en el colegio

La verdad es que uno nunca está preparado para emprender. Hay lecciones de negocios que sólo se aprenderá cuando te animes a crear tu empresa… Pero, ¿qué hacer mientras te animas a dar el primer paso?

La mayor parte de emprendedores sienten que tienen habilidades de liderazgo innatas, pero luchan para desarrollarlas y medir su efectividad. Lo cierto es que gran parte del liderazgo se compone de confianza personal e iniciativa por lo que es recomendable una lectura del libro de Robert S. Murray , “It’s Already Inside”.

La idea central y su creencia es que cualquiera puede desarrollar sus habilidades de liderazgo innatas para conseguir éxito en los negocios y en la vida. La clave se encuentra en aprender las lecciones de la vida de otros, algo que nunca se aprenderán en las aulas.

El autor logra resaltar las lecciones clave que aprendió de se propia experiencia y de sus interacciones con grandes líderes, tanto en grandes empresas como en startups.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Entre aquellas lecciones se encuentran las siguientes:

1.- Practicar el auténtico liderazgo frente al falso liderazgo

Los emprendedores auténticos lideran a través del poder de la influencia personal, en vez de usar la coerción. Los “falsos líderes” se basan en la posición, la autoridad y la manipulación, lo cual lleva a ganancias a corto plazo y a pérdidas a largo plazo.

2.- Todo comienza con una visión

La visión brinda la dirección necesaria para que el negocio no deambule. Al comunicar la visión a socios y accionistas, se reforzarán las propias creencias y se conseguirá su aprobación. Pero, sobre todo, el liderazgo se define por la acción. Hay que ejecutarla para tener éxito, así que se debe confiar en sí mismo y comenzar caminar hacia adelante.

3.- La importancia del pensamiento crítico

El pensamiento crítico no es solo la acumulación de información y no debería ser confundido con ser crítico con otras personas. Los emprendedores necesitan ejercitar su pensamiento crítico para ser líderes, en vez de seguir la sabiduría convencional.

4.- El liderazgo proviene de la construcción y desarrollo del equipo correcto

Los emprendedores no solo deben escoger los miembros correctos para el equipo, sino que deben comunicar continuamente su visión y las tareas requeridas, así como realizar la supervisión de cada miembro. No hay que enfocarse  en el producto y asumir que se conseguirá el equipo por ósmosis.

5.- Ponerse en el lugar de los clientes

Los emprendedores de éxito practican el “dar un paso atrás” para observar su negocio de la manera en que los clientes lo ven por primera vez. Obviamente, es de mucha ayuda preguntar a los consumidores qué ven.

Te puede interesar: 10 lecciones para los emprendedores de hoy

6.- El “coaching” y el “mentoring” son claves para el rol del líder

Un buen líder se asegurará que cada persona esté recibiendo exactamente lo que necesitan para su rol y su madurez. Dependiendo del individuo, el emprendedor puede parecer un dictador, un mentor o un anfitrión de un club de campo. Las personas a las que se les ignora no ven liderazgo.

7.- La importancia de escuchar bien

La mayoría de emprendedores necesitas practicar el “Leadership by Walking Around” (LBWA), es decir, mezclarse habitualmente con los empleados de todos los niveles para trabajar junto a ellos. El líder necesita de verdad escuchar a los empleados que están en primera línea, así como escuchar a los consumidores, socios, inversores y comerciales.

8.- Reserva tiempo para buscar soluciones en vez de problemas

Es fácil acabar siendo sobrepasado por los problemas diarios de un negocio, hasta el punto que no se tenga tiempo de trabajar en las soluciones o en la estrategia que darán un mayor apalancamiento y éxito en el largo plazo. Hay que pedir a cada miembro del equipo que sean los CEOs de sus propios problemas y conseguir tiempo para buscar soluciones.

9.- Saber cuándo sobre-reaccionar y cuándo contenerte

Los líderes de verdad mantienen el control de sus emociones, y utilizan sus reacciones para resaltar un punto. Por ejemplo, los líderes de startups deberían probablemente sobre-reaccionar ante violaciones de los valores y contener su reacción ante la “siguiente crisis”. Pensar siempre antes de reaccionar. Eso no se aprende en el colegio.

Vía: sintetia.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments