Claves para mantener una actitud ganadora

actitud-ganadora

La mente juega un papel importante a la hora de trazar metas, un simple ¡No puedo hacerlo! Podría ser la razón del porqué de tus fracasos continuos. Mientras te estás quejando de tus malos resultados, otros aprendieron a vencerlos y a superarlos manteniendo una actitud ganadora.

¿Cuál es tu propósito de vida? Estar quejándote todo el tiempo por tu pesimismo, o tener una actitud ganadora que te permita salir adelante a pesar de las dificultades, todo depende de ti.

¿Cuál es el secreto de las personas que triunfan? Una mente positiva, ya que por más habilidades y conocimientos que tengan, si no poseen una mentalidad ganadora difícilmente lograrán sus propósitos.

Ventajas de una mente positiva

Cambiar una mentalidad negativa a ganadora requiere de constancia y cierto tiempo. Si decides entrenar tu mente con determinación puedes alcanzar el propósito de conseguir una actitud positiva.

“Hay personas que luchan un día y son buenos, hay otros que luchan un año y son mejores, hay quienes luchan muchos años y son muy buenos, pero existen los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles- Bertolt Brecht.

–         Te ayuda a no tener miedo a lo desconocido.

–          A no sabotear tus intentos de salir adelante.

–          A detectar mejores oportunidades.

–          A actuar en la dirección indicada.

–          Te ayuda a confiar en ti mismo.

–          A creer en tus capacidades y habilidades.

–          A arriesgarte por conseguir tus sueños.

–          A no tenerle miedo al fracaso.

  • Agradecer

En la vida diaria hay muchas más cosas positivas que negativas por las cuales agradecer, la técnica del agradecimiento fomenta al crecimiento personal y alimenta una actitud ganadora. Agradece desde las primeras horas de la mañana, por todas las cosas que pensabas que eran simples pero que significan lo mejor de tu vida: el aire que respiras, tu camino a casa, el paisaje, entre otros.

Tip

Una práctica que te ayuda a identificar las cosas por las cuales te sientes agradecido: escribe una cosa diferente al día, luego ve aumentando la cantidad de palabras. En poco tiempo al revisar tu diario notarás lo maravillosa que es tu vida, hay muchísimas cosas por las que mereces ser feliz y mantener una mente positiva.

  • Piensa en el presente

El estrés y miedo se origina de la incertidumbre del mañana, es mejor enfocarse en el presente y en lo que puedes hacer hoy para mejorar. El futuro tiene sus propios problemas y dificultades, vive el presente.

Solemos pensar en lo que pasará mañana estresándonos por cosas que no podemos controlar, dejando pasar las buenas oportunidades que se dan.

Tip

  • Visualiza tus manos por 10 segundos como mínimo 3 veces al día, te ayudará a recordar el lugar en donde estás.
  • Recordar que no se puede controlar lo que sucede en la vida, pero si se puede controlar la actitud.
  • Antes de dormir, necesitas reflexionar y preguntarte que hiciste hoy para mejorar tu actitud.
  • Encontrar el significado de tu trabajo

Es cierto que no todos pueden mofarse de tener un puesto de trabajo que realmente les guste, la mayoría lucha por un sueldo o se embarca en esa labor por el objetivo de hacer dinero. Ante este tipo de situaciones traza el objetivo de encontrar algo positivo en tu trabajo, poco a poco irás disfrutando de tareas que no te gustaban y lo mejor: mejorarás tu actitud, ya que no puedes cambiar el trabajo que tienes, pero si tu forma de ver la vida.

Tip

Toma en cuenta esta fórmula y hazla parte de tu vida: Pasión + Disciplina = Éxito.

  • Orden

Una persona que tiene que hacer cientos de cosas a la vez ¿Cómo tendrá la mente? No pueden ordenar y su estrés laboral seguramente es altísimo. Hay que empezar a ordenar empezando por lo exterior, una simple limpieza de escritorio o cajuela del auto es el comienzo para el cambio.

Mientras más ordenados sean tus pensamientos, más facilidad para centrarte en el presente, fluirán tus ideas y lograrás sobresalir debido a tu actitud ganadora.

  • Percibir de manera positiva

Las expectativas y suposiciones que tomes de ti mismo y de las personas en general, forma tu percepción de la vida. Mientras mejores tu actitud y mantengas una percepción positiva de tu alrededor aumentarás tu felicidad y éxito en el largo camino que emprendas.

  • Confiar en tus talentos

Solo los valientes siguen creciendo, confía en tus capacidades, es importante que creas en ti, si tu no lo haces nadie lo hará. Cuantos emprendedores se han detenido por miedo a innovar o sacar a relucir una idea de negocio, el miedo al qué dirán gano la batalla.

  • Pensar como un ganador

Según tus pensamientos actuarás ante las situaciones que se te presenten. Piensa como un ganador y con la convicción de que saldrás victorioso.

  • Responsabilidad

Asume las consecuencias de cada paso que das.

  • Alerta a las oportunidades

Estar alerta te permite ver luz donde todos ven oscuridad, las oportunidades no son por azar, son producto de la actitud ganadora que pongas ante las situaciones.

  • Pensar en soluciones, no en problemas

En vez de enfocarte en lo negativo, aprovecha esta situación para aprender y encontrar nuevas vías de solución. A la primera barrera no hay que desesperarse, sino sacar partido para mejorar.

  • Esmerarse en una tarea

El conformismo no trae nuevas metas para tu vida, ya que te mantienes en lo mismo sin algo que te aliente a crecer. Pon todo tu esmero en todo lo que hagas, más oportunidades aparecerán y más motivos para crecer en tu vida profesional y personal.

  • Persistencia

Si a la primera algo no salió bien vuelve a intentarlo, es secreto está en la acción.

  • Dar sin esperar recompensas

Brindar lo mejor de ti a los demás te llena de actitud ganadora y positiva, más si lo haces desinteresadamente.

  • Disfrutar de las pequeñas victorias

Cada día tiene sus dificultades y oportunidades, todos los días trabaja con objetivos definidos y concretos. Empieza a celebrar las pequeñas victorias de ahora en adelante, irás creando una base que te llevará a metas mucho más grandes.

Vía: managementjournal y mipropiojefe

Foto: invasión digital

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion