¿Cómo elaborar un cuestionario para explorar su mercado?

cuestionario

Para algunos, realizar un cuestionario puede resultarle familiar. Para otros, no tanto. ¿Es tan complicado realizar un cuestionario para nuestra investigación de mercado? Sí y no a la vez. Si bien es cierto que no requiere de un lenguaje técnico especializado, sí necesita de algunos parámetros que no nos hagan perder el tiempo en su realización. Siendo un instrumento tan común en la investigación de mercado, es bueno que conozca qué tipo de preguntas contempla un cuestionario:

Preguntas cerradas

Las preguntas cerradas van más allá de buscar un respuesta como el Sí y el No. Podemos ubicar a las preguntas de opción múltiple y las de escala como parte del arsenal de preguntas cerradas a su disposición.

  • Preguntas de opción múltiple:

¿Qué valora más en un detergente? (Solo escoger una de las opciones)

a)      Limpieza instantánea.

b)      Cuida las manos.

c)       Deja las prendas con muy buen olor.

d)      Su poder blanqueador.

  • Preguntas de escala:

Si tuviera la oportunidad de comprar una bebida energética, ¿cuál sabor preferiría? (ordenar de acuerdo a su grado de preferencia)

(              ) Sandía

(              ) Fresa

(              ) Manzana

(              ) Pera

La mayor virtud que tiene este tipo de preguntas es que son fáciles de tabular y clasificar, permitiendo que se logren alcanzar información significativa en poco tiempo.

Preguntas abiertas

A diferencia de las preguntas cerradas, las abiertas permiten conocer con mayor precisión qué piensa el potencial cliente de nuestro servicio o producto. No se restringe a las personas a través de ningún parámetro establecido, y permite que las emociones y los sentimientos, que pueda despertar nuestro producto, resulten más palpables para nosotros. Por ejemplo, preguntas como ¿Qué le parece los nuevos modelos de terno de Miguelito SAC?, ó Al pensar en un detergente, mi consideración más importante es… , son algunas formas de este tipo de interrogantes.

Lo que no debe incluir jamás en un cuestionario

Así como se ha mostrado las preguntas que deben ser incluidas en un cuestionario promedio, existen interrogantes que por nada del mundo deben estar presentes en su investigación. Algunas como:

  • ¿Cuánto gana mensualmente? (Resulta una pésima forma de conocer la capacidad adquisitiva de su potencial cliente, nadie se atrevería a dar una cifra ante el peligro de un asalto)
  • ¿Apoya fuerte o débilmente la comercialización de productos orgánicos en los supermercados? (Adjetivos como “fuerte” o “débil” no resultan mensurables en una investigación, lo que para unos puede ser fuerte, para otros resultaría débil)
  • ¿Cuántos folletos de crédito bancario llegaron a sus manos durante el año en curso? (Imposible de determinar para el encuestado, dudamos realmente que haya llegado a contar el innumerable fajo de folletos que dejan en su casa)

Y así como estas preguntas, existen otras tantas que no ayudan en nada a su investigación de mercado. Es más, le crearán problemas cuando tabule sus datos. Por eso, cuando realice un cuestionario tenga siempre presente que al tratarse de una investigación de carácter científico, tiene que tener como requisito indispensable ser mensurable en un tiempo determinado.

Vía: “Fundamentos de marketing” por Gary Armstrong y Philip Kotler

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion