Cómo la profesionalización de las empresas familiares peruanas están mejorando sus ventas

La inmobiliaria Edifica, la Corporacion TDN y Molicentro están culminando sus procesos de profesionalización, con resultados positivos.

Al momento de diagnosticar la situación actual de las pequeñas y medianas empresas, resulta habitual encontrar que una de sus más grandes falencias radica en la pobre gestión administrativa desarrollada por sus directivos y/o propietarios.

Y, sin duda, que es el resultado de los escasos niveles de profesionalización que poseen los integrantes de la organización. En este sentido, tender a una gestión equilibrada y eficiente compromete a la formación profesional de líderes capaces de garantizar procesos de rentabilidad y crecimiento comercial para este tipo de compañías, dentro de un marco coherente con las exigencias establecidas por el actual entorno de la globalización de los mercados.

En el caso peruano, las empresas familiares que comenzaron sus procesos de profesionalización entre el 2013 y el 2014 con miras al 2018 comienzan a mostrar resultados positivos: aumentan sus ventas, su competitividad y logran penetrar nuevos mercados.

La profesionalización, elemento clave del éxito

Por ejemplo, la profesionalización de la Inmobiliaria Edifica, en parte lograda a través del ingreso de tres accionistas independientes hace cinco años, le permitió generar un mayor know-how y crear nuevas empresas. “Estos nuevos procesos sirvieron para evaluar nuestras fortalezas y mejorar el gobierno corporativo”, señala Martín Bedoya, director y socio de Edifica.

A ello, Rafael Masías, gerente general de Corporation TDN, que comerciaiza la marca Todinno, agrega que es fundamental establecer un modelo de gestión que defina los niveles de autonomía y responsabilidad entre lo que controla la familia y lo que no”.

Por ello asegura que el incremento de market share en 1.5 puntos porcentuales y su reciente búsqueda de otros mercados es el resultado de la profesionalización. En este proceso, la empresa ha contratado especialistas para mejorar el marketing interno y clima laboral.

Te puede interesar: El cambio de chip que necesitan las empresas familiares

Y para los ejecutivos independientes que recién ingresan a una empresa familiar, el principal reto es la reorganización. “Cuando los dueños están en las gerencias, éstas suelen depender de su propio criterio y no se definen políticas. Esto impide actuar de manera consistente y rápida”, señala Jaime Aguirre, gerente general de Molicentro.

Aguirre se convirtió en el primer CEO independiente de la empresa en el 2011, quien considera que profesionalizarse permitió penetrar el mercado a través de nuevos canales de distribución y un mayor portafolio de productos.

En suma, el no encontrar un balance entre familia y corporación puede determinar que ésta sea en última instancia vendida. ¿Lo crees así?

Vía: Semana Económica

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados