Cómo un ingeniero logra fabricar iPhones de US$ 300 con piezas baratas de China

Las piezas cuestan poco más de 300 dólares que se venden en el mercado Huaqiangbei, en la ciudad de Shenzhen.

Todos tenemos idea de lo que vale un iPhone. Solamente hay que dirigirse a la página de Apple para ver que el modelo más económico de su último modelo, el 7, que cuesta alrededor de 800 dólares.

Pero no todo el mundo tiene en mente comprarlo de fábrica. Scotty Allen es uno de ellos. Este ingeniero estadounidense, ex trabajador de Google, se puso a sí mismo un reto de lo más complicado: construir un iPhone con piezas adquiridas en mercadillos chinos.

Y no solo lo ha logrado, también lo ha contado en un video titulado “Cómo me hice mi propio iPhone” donde Allen muestra su recorrido por mercados chinos en los que abundan todo tipo de repuestos y fue consiguiendo una a una todas las piezas que forman este dispositivo inteligente.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


En total, el ingeniero gastó apenas 300 dólares para poder fabricar en su casa un iPhone 6S. ¡Sí, uno de los teléfonos más avanzados del mundo puede ser construido en base a piezas adquiridas en puestos callejeros!

Y no solo eso. Allen también fue capaz de encontrar la caja, las pegatinas y hasta los papeles en los que se pueden ver las diferentes directrices, normativas y sellos de calidad con los que cuenta el aparato. Todas las piezas adquiridas por Allen provienen de talleres de reparación que las desecharon en su día de móviles que no pudieron arreglar.

Allen asegura que el reto de construir de la nada un iPhone surgió en una conversación con otros fanáticos de la tecnología, cuando todos ellos hablaban del impresionante catálogo de piezas disponible en los mercados de la ciudad china de Shenzhen. 

Cómo lo hizo

En efecto; impresionado con la cantidad y variedad de repuestos para móviles que se pueden comprar en el mercado de Huaqiangbei, en Shenzhen, Scotty se propuso un reto: construir un iPhone 6s por piezas que se venden a bajo precio y, cuyo objetivo era conseguir todas y cada una de las piezas que se necesitan para dar vida a su iPhone, incluyendo desde componentes tan básicos como la carcasa hasta piezas tan delicadas como el procesador.

Así que Scotty comenzó a reunir todos los componentes que necesitan los móviles de Apple para funcionar recorriendo los diversos puestos del mercado chino donde consiguió una placa base (al parecer era una placa refurbished completamente legítima procedente de algún iPhone reciclado), una pantalla, una batería y, por supuesto, una carcasa.

Te puede interesar: De vender accesorios para móviles en su casa a exportador exitoso a China

Una vez tenía todas las piezas, el protagonista de la aventura empezó a montar los componentes de su iPhone hasta lograr tener un teléfono completamente funcional. Buena parte de las piezas utilizadas en el proceso proceden supuestamente de móviles de Apple originales que han sido reciclados para, después, vender sus piezas por partes. Eso, al menos, es lo que aseguraban todos los vendedores asiáticos del mercado.

Por supuesto, con un presupuesto de 300 dólares difícilmente se puede emular la hazaña de Scotty Allen. Pese a que el precio que suman en total los componentes que tiene el iPhone 6s construido por Scotty sí ronda los 300 dólares, en realidad el coste total de la aventura ascendió hasta los 1.000 dólares. En ese precio entran todos los gastos adicionales, incluyendo tanto las herramientas como las piezas que no llegó a utilizar para el modelo final.

Pero, ¿cuál era la finalidad de todo este proyecto?

Scotty quería comprobar hasta qué punto una persona normal y corriente, sin conocimientos avanzados en materia de electrónica, puede construir desde cero un móvil por piezas. Según señala al final del vídeo, cualquiera puede hacerlo, y dice que es un proceso que no difiere mucho de construir un ordenador por piezas.

Vía: es-us.finanzas.yahoo.com/tabascohoy.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL