Crea un plan estratégico para ser contratado

“Y una cosa es segura, con el envío del currículo y una carta o mail de presentación no se va a conseguir trabajo”, menciona Ford Myers, autor del libro Consigue el empleo que quieres, aún cuando no estén contratando.

La búsqueda de trabajo pasó del “a ver qué encuentro con mi experiencia” al concepto de planificar tu carrera laboral. “No se puede salir al mercado sin un plan de acción personalizado, con objetivos definidos de por qué quiero tal empleo, qué herramientas me ayudarán a conseguirlo y qué le puede vender al empleador”, dice Elsa Noriega, psicóloga industrial.

Muchas personas ven la entrevista laboral, dice, como un interrogatorio. Ése es el primer error y es una visión obsoleta; la actitud debe ser la de un empleado que acude a presentar un proyecto, que ya “se ve contratado”, y no sólo como persona pasiva que quiere recibir propuestas, añade la especialista.

¿Cuáles son otras reglas que caracterizan la contratación?.Toma nota de los siguientes aspectos:

Conexión define empleo. “Todo se basa en relaciones personales”, menciona Myers. En otras palabras, una parte medular de encontrar trabajo se concentra en tu directorio de contactos. Esta herramienta permite enterarse de ofertas antes que otros postulantes, obtienes información de primera mano que pueda servir en la entrevista, y es “10 veces más efectivo que ese contacto refiera al candidato. Es como ir con un ‘voto de confianza’ de un tercero”, expresa Noriega.

Intercambio virtual. Esto implica que las redes ocupan un lugar importante en la posibilidad de encontrar una oferta. El acercamiento a este medio, sin embargo, no se limita a subir el currículo en Internet y mirar continuamente vacantes. Aun cuando decidas utilizar otros servicios para mejorar y delimitar tu búsqueda (como lo ofrecen varias bolsas de trabajo), lo importante es empezar a crear reputación en línea.

Habla y negocia. Una vez que tienes confirmada una entrevista de trabajo, identifica cuáles son los argumentos que presentarás y detecta el valor que añadirás al currículo. Atrás quedaron los días de impresionar a Recursos Humanos con experiencia y educación. Hoy lo que vale es demostrar que serás el mejor para resolver problemas apremiantes en la empresa, por mencionar una cualidad, dice Noriega.

¿Qué ofreces por tu contratación? Esa es una pregunta clave en los nuevos procesos de contratación. Una vez que conoces tus habilidades y limitaciones, hay que dejar claro al reclutador qué tipo de resultados (cuantificables) y de vínculo con tu equipo, estás acostumbrado a dar. Si tienes un ejemplo de cómo ayudaste a tu empresa a salir adelante durante la crisis (disminución de costos, logros más rápidos con menores recursos, etcétera) puede funcionar como un buen ejemplo de tu movilidad en ambientes adversos.

Vía

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion