Cuándo realizar un cambio estratégico en la empresa – Parte 1

imaginacion-creatividad

La planeación no expresa la esencia de la conformación de la estrategia, aunque si juega un papel importante en el desarrollo de nueva información y en la validación de estrategias surgidas de modo distintos.

La estrategia es como un proceso interactivo de aprendizaje en el que el principal estratega genera gradualmente una estrategia en su propia mente y prepara a la organización para aceptarla.

A. Cambio Estratégico: El Incrementalismo Lógico

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Cuando gran parte de las organizaciones bien administradas realizan cambios significativos en su estrategia, los enfoques que emplean a menudo tienen poco que ver con los sistemas analíticos y racionales que tan a menudo aparecen en la literatura sobre planeación.

Los procesos empleados para llegar a la estrategia completa son fragmentarios, evolutivos y en gran parte intuitivos. La estrategia real tiende a evolucionar al tiempo que las decisiones internas y los sucesos externos se conjugan para concebir un nuevo consenso de acción entre los miembros claves de la alta dirección.

Las estrategias eficaces tiende a surgir de una serie de subsistemas estratégicos, pero que se condensan e incrementan oportunamente en un patrón coherente que se transforma en la estrategia de la compañía.

Los ejecutivos exitosos relacionan entre si una serie de procesos y decisiones estratégicas durante años. Intentan entonces construir una base de recursos y una postura corporativa que sea tan fuerte que la empresa pueda sobrevivir y prosperar a pesar de todos los sucesos desbastadores.

Ellos proceden entonces incrementalmente a manejar los asuntos urgentes, inician secuencias de plazos más largos a futuro que tal vez sean poco claras para enfrentar sucesos inesperados. Continuamente replantean el futuro, encuentran nuevas congruencias, conjugan recursos y habilidades en nuevos equilibrios de dominio sugiriendo mejores posiciones.

Así notamos, que la estrategia tiene que ver con lo desconocido, más no con lo incierto e indeterminado.

Implica fuerzas tan numerosas y combinadas que no es posible predecir los sucesos de un modo probabilístico

Por tal motivo la lógica impone que hemos de proceder de conceptos generales hacia compromisos específicos, concretando estos últimos tan pronto como para beneficiarnos de la mejor información susceptible de ser obtenidas. Este proceso es el incrementalismo lógico.

Continúa en:

Cuándo realizar un cambio estratégico en la empresa – Parte 2

Vía: Pyme’s

Artículos Relacionados

comments