Cuando un gigante muere: lecciones del fracaso de Toys “R” Us

Pese a que es una empresa que mantiene excelentes ingresos, las deudas que tiene le impiden seguir a flote.

Esta ley es implacable para todo tipo de negocios: si no evolucionan están condenadas al fracaso. Esto tomó forma y mayor sentido con una de las empresas más emblemáticas en la venta de juguetes de Estados Unidos, como es Toy “R” Us.

La tienda, que cuenta con más de 1,700 tiendas repartidas en Europa, Canadá, Asia, Oceanía, EEUU y África se declaró recientemente en bancarrota por deudas a largo plazo por más de US$5,000 millones de dólares.

La propia firma señaló que está deuda fue el obstáculo para invertir en un mercado minorista que es cada día más exigente y desafiante en todo el planeta.  Actualmente, Toys “R” Us está operando manteniendo excelentes ingresos, pues de acuerdo con Forbes ocupa el puesto 22 entre las empresas privadas más grandes y la 244 en la lista de Fortune 500,.

Pero, las deudas que tiene le impiden seguir operando. Se calcula que el 2018 tendrá que pagar US$400 millones de dólares a sus acreedores.

Otro dato a tomar en cuenta: este gigante de los juguetes también fue severamente golpeado por Amazon, y su excelente estrategia de ventas online que es única y a la cual minoristas como Toys “R” Us no supieron acoplarse con tal inteligencia como la empresa de Jeff Bezos lo ha hecho.

Entonces, ¿qué lecciones se pueden aprender de los comercios y negocios de este tipo?

1. Adaptarse a los cambios

De acuerdo al informe de GlobalData Retail las ventas online de juguetes ha aumentado 6.5% en cinco años, ubicándose en el 13.7% del total de las ventas. Pero Toys “R” Us llegó tarde, pues el 90% de sus ventas se hace por medio de sus tiendas físicas. No han tenido en cuenta la predilección de los consumidores de comprar vía online.

Te puede interesar: 4 lecciones japonesas para tener éxito en los negocios

2. Una estrategia mal planificada

Pese a que la empresa cuenta con las mejores novedades en juguetes y tener un lugar privilegiado en el sector, Toys “R” Us se metió en una guerra de precios con Walmart a finales de los 90s. Un estudio realizado sobre este suceso reveló que la juguetería tenía precios en un 5% por debajo que el supermercado, siendo que los precios de esta última de por sí ….. ¡ ya eran bajos!. Entonces, Walmart siempre fue el ganador en esta guerra de precios.

3. Sobreendeudamiento

El crédito es saludable cuando se hace con responsabilidad y teniendo en cuenta la capacidad de pago y el resto de las deudas que se tenga. Lo contrario resultará desastroso para el negocio, sin interesar que los acreedores sean los proveedores o una institución financiera.

Hoy, los propietarios de Toys “R” Us se enfocan en reestructurar su deuda que llega a 5,000 millones de dólares y a invertir los casi 400 millones de dólares de un préstamo que obtuvieron para comprar nuevos productos y para el financiamiento de sus operaciones.

4. Poca capacidad para invertir

Las grandes deudas que tiene la empresa fue un gran obstáculo para invertir en su crecimiento, entre ellas elevar su presencia en el mercado online. De igual manera, el dinero que reciben parte es para operar y otra parte lo destinan para actividades productivas que les generen recursos para pagar las deudas.

Vía: Entrepreneur