Diseño de proyectos de inversión pública – Parte 3

inversionistas

inversionistas

Continuando con nuestro artículo sobre el diseño de proyectos de inversión pública, seguiremos con el análisis de la oferta, y el balance oferta – demanda.

C. Análisis de la Oferta

La oferta es la actualmente cubren las entidades participantes que ofrezcan ese servicio en la comunidad, por ejemplo todos los centros de salud existentes en el caso de servicios de salud o la actual provisión de agua en el caso de un proyecto de riego. Para el análisis de oferta hay que considerar ciertos criterios como:

C.1. Determinar la oferta optimizada, si no se realiza el proyecto, este análisis está referido a la actual oferta que existe y su posible incremento (o reducción) con mejoras que no impliquen mayores costos para la entidad ejecutora, por ejemplo evaluar si es posible que con los recursos actuales se atiendan más personas en servicios de salud, siempre que ello sea eficiente en materia del tiempo necesario para una atención de calidad en salud, estaríamos ante la máxima oferta posible con los recursos actuales.

C.2. Determinar los recursos físicos y humanos disponibles, ya hemos determinado la oferta mejorada sin recurrir a cambios en la dotación de recursos, sin embargo debemos analizar la situación de estos recursos para estimar sus niveles de eficiencia máxima. Para proceder a este trabajo hay que considerar aspectos como:

  • Considerar las inversiones programadas, siempre que generen una mayor disponibilidad de los recursos. Es decir las inversiones incrementales que ya están presupuestadas de antemano y que generan mayor provisión de bienes o servicios o generan bienes que en la situación actual no existen.
  • Los estándares óptimos de uso no siempre son mayores a los estándares de uso  actual, es decir pueden darse condiciones de uso actuales que no son óptimas, por ejemplo un motor que nunca tiene mantenimiento y se recomienda tener uno al mes,   o un aula con 60 alumnos y se recomienda 30, una posta diseñada para 100 personas y  la usan 200.
  • Especificar el número de unidades de servicio que el recurso produce óptimamente en una hora, por ejemplo cuántas consultas puede tener un médico por hora como máximo de eficiencia.
  • El número óptimo de horas de uso por periodo de tiempo de cada recurso. Esto se aplica al uso de maquinaria, es posible que trabaje las 24 horas o se recomienda una para de 4 horas diarias para mantenimiento, pensemos en un proyecto de transporte público, cuantas horas al día deben estar operativas las unidades y cuántas deben tener de mantenimiento.

D. Balance Oferta – Demanda

Ya se ha estimado la oferta y demanda, se tienen además dos posibles alternativas de diseño del proyecto, el análisis de balance entre oferta y demanda, permite conocer si existe un déficit que debe ser cubierto por el proyecto o si este déficit puede ser cubierto progresivamente sin recurrir al proyecto, la magnitud de la cobertura del déficit ya depende de los recursos que posea la entidad ejecutora o de su programación anual de inversiones, no necesariamente se debe cubrir el déficit ya que ello depende de las estrategias de cobertura con los grupos de usuarios. Veamos el balance oferta demanda para cada alternativa planteada en el proyecto:

pic_01

Continúa en: 

Diseño de proyectos de inversión pública – Parte 1

Diseño de proyectos de inversión pública – Parte 2

Diseño de proyectos de inversión pública – Parte 4

Diseño de proyectos de inversión pública – Parte 5

Diseño de proyectos de inversión pública – Parte 6

Diseño de proyectos de inversión pública – Parte 7

Vía: Pyme’s

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion