El éxito a partir de ideas sencillas – Parte I

alumbrar-una-idea

Mitificar a las grandes empresas suele ser una traba mental que tienen muchos nuevos empresarios. Hay quienes creen que las grandes empresas han llegado a posesionarse del mercado, utilizando estrategias complejas y decididamente técnicas. Lo que sorprendería a estos noveles emprendedores es que muchas de estas grandes empresas han crecido gracias a ideas sencillas. Tener ideas simples y la mente siempre abierta, parece ser el rumbo que en algún momento de su historia, tomaron estas corporaciones. Echemos un vistazo a algunas de estas empresas que lograron salir de la medianía utilizando estrategias sencillas y claras:

Benetton

Mucho se ha escrito sobre cómo ha crecido Benetton en el negocio de la moda durante las décadas pasadas. ¿Cuánto hay de cierto tras ello? Luciano Benetton asegura ser una persona muy normal, nada complicada y sin complejos. Y así no solo es Luciano, sino también su marca, Benetton.

Con un inicio de operaciones ubicado en los años ’60, Benetton surgió en medio de una competencia tremenda entre diversas marcas de prendas de vestir. Solo que Benetton supo dirigirse a un grupo muy específico: los jóvenes. Por aquellos años, la novel empresa identificó el gusto de los jóvenes clientes por ropas de colores muy llamativos.

Había que diseñar una estrategia. ¿Qué hizo Benetton? El mecanismo de la sencillez entró en ejecución. Benetton decidió producir prendas con los colores naturales de los tejidos, para luego teñirlos de acuerdo a los colores preferidos por el mercado. Por tanto, sacar nuevos lotes de prendas basados en el gusto de los clientes se volvió extremadamente sencillo, y sobre todo, realizable a bajo costo.

Palm Pilot

El mercado de las agendas electrónicas no está dominado por Microsoft, Apple, IBM ni Samsung. Hay una empresa más pequeña que domina este mercado. Ha logrado florecer en un sector en el que las grandes compañías han terminado en descalabro. ¿Cuál es el secreto mejor guardado de las Palm?

De hecho, no hay ningún secreto más que su simplicidad. Las Palm fueron diseñadas para ir de la mano de las computadoras personales, no para su reemplazo. Y justamente por ello, las Palm son muy simples en su funcionamiento. No tienen muchos botones ni muchas aplicaciones. Cualquiera que la usa por primera vez, logra comprender su funcionamiento. Las Palm hacen pocas cosas, pero todas las hacen bien.

Eso es lo que no supieron identificar sus competidores. Quisieron convertir a las agendas electrónicas en símiles de las computadoras personales. No entendieron que los usuarios de las agendas buscaban la simplicidad. Los profesionales y empresarios que las usaban identificaban a las Palm como una herramienta que les simplificaba y organizaba su día de trabajo.

En un nuevo artículo, descubriremos que otras empresas idearon propuestas sencillas para alcanzar un rápido crecimiento. Quizás algunas de esas ideas le puedan servir en su negocio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion