El primer paso de la innovación: La motivación

motivacion

motivacion

¿Cómo orientar nuestra empresa hacia la innovación? Este término que últimamente se escucha mucho cuando se habla de la organización empresarial, no puede ser ajeno ni si quiera a los emprendedores. Dicen que la suma de la motivación y la creatividad equivale a la innovación y por lo tanto, parte de nuestros esfuerzos como empresarios deben ser dedicados a estos elementos.

Si eres dirigente de tu empresa, una de las cosas que debes hacer siempre es mantener a tu equipo de colaboradores motivado. Puedes tener gente muy creativa cuyo talento estás desaprovechando si ellos ven que no tienen ningún reto personal y profesional en el trabajo. Lo más probable es que escapen de esta situación renunciando. Brinda incentivos, que no necesariamente deben significarte grandes cantidades de dinero, para que todos estén super motivados a lograr las metas de la compañía y a crecer como seres humanos.

Debemos crear espacios de creatividad en nuestras empresas para fomentar un entorno de innovación. Hay que cambiar el clima laboral a través de la aplicación de esfuerzos en los siguientes items:

Actitud: Inculcar actitudes y valores positivos en los colaboradores: servicio, predisposición y proactividad. Tener ideas y compartirlas con confianza.

Ánimo: Hay ciertas maneras de mejorar el ánimo en las personas, desde charlas motivacionales, recompensas verbales (¿a quién no le gusta ser felicitado cuando se ha hecho una buena acción o se han logrado los objetivos planteados?), hasta la decoración de la oficina puede influir en el ánimo de las personas.

Mecanismos: La innovación no solo requiere de una nueva mentalidad, sino también de un plan de implementación de procesos y continuidad a través del tiempo.

Medición: Estos avances deben ser posibles de medir para poder ir ajustando los procedimientos y mejorar constantemente.

Impulso: El líder de la empresa es el primer motor de motivación de todos. El impulso que de este, será decisivo para toda la organización. Si eres la cabeza del grupo, es tu responsabilidad saber manejar a tu equipo y llevarlo por el camino correcto.

Tienes que inculcar en tus colaboradores que la innovación es importante, es un deber pero también debe ser un placer que nos llevará a lograr los objetivos propuestos.

Vía: Gestiopolis


Artículos Relacionados


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion