El reto de la responsabilidad social en las empresas de hoy

querer-el-mundo

¿Qué significa ser socialmente responsable empresarialmente? Las ideas al respecto suelen ser muy variadas, pero una cosa es cierta: hoy más que nunca, tener una actitud socialmente responsable es una necesidad para cualquier empresa. ¿Ha evolucionado nuestro empresariado hacia esa dirección? Aún en la actualidad, muchos empresarios creen erróneamente que el único fin de su empresa o negocio es generar rentabilidad, mas dejan de lado el aspecto social que involucra toda actividad económica. Ser parte del cambio es también lucrativo, y le demostraremos por qué.

El empresariado tiene un gran reto por delante, el de crear dos tipos de valores: en primer lugar, el valor económico, indesligable en toda actividad empresarial; y en segundo lugar, el valor social, aquel que permitirá a nuestro negocio calar en la mente de la sociedad. Porque eso es también ser socialmente responsable: vender una marca, un sentimiento, un espacio de confraternidad. Ese, inclusive, puede ser el punto que marque la diferencia con respecto a la competencia.

Lo decíamos anteriormente, no solo el empresariado está cambiando de pensamiento, lo está haciendo también el público. Ahora existen tiendas y supermercados llenos de productos orgánicos, de mercancía hecha a base de insumos reciclados, se promociona con mayor fuerza los productos nativos. Y todo eso tiene una razón: el público está comprometido con la actitud socialmente responsable que esbozan las empresas. Hoy, entiéndalo bien, destruir el hábitat de una bandada de aves puede arruinar por completo el prestigio de su marca.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Por ello, las escuelas de negocio se esfuerzan cada vez más por impartir la noción de la responsabilidad social empresarial dentro de sus cátedras. El estudiante ahora entiende que parte del “negocio” se encuentra en darle un valor agregado a la fase productiva, ya sea, reduciendo el impacto ambiental producido por la propia empresa, ayudando a las comunidades que de alguna manera se ven afectadas por la producción, o promoviendo estilos de vida y culturas que amenazan con extinguirse. Eso es a grandes rasgos, tener conciencia social.

Sin embargo, todo no puede quedar esgrimido bajo complejos razonamientos teóricos. Así como se aprende a hacer negocio desde el mismo campo (bajo pautas aprendidas en las aulas), así también se adquiere un conocimiento pleno de la responsabilidad social en el terreno de las externalidades. Un empresario debe saber enfrentar y dar soluciones a las externalidades generadas por su negocio. Y ese el reto que también a usted le tocará asumir en algún momento. ¿Está dispuesto a enfrentarlo?

Vía: “Portafolio económico”

Artículos Relacionados

comments