El Ser es más importante que el Parecer en tu empresa

En logística hay un conocido concepto en el que tener sobrestock impide tener planificada eficientemente la producción. Es como una marea alta que no permite ver las depresiones o elevaciones del suelo. Algo similar sucede cuando las empresas se enfocan en aparentar ser profesionales, antes de enfocarse en ser profesionales.

Los huariques se hicieron conocidos por el gran sabor de su comida. Puede ser una carretilla, un ambulante, una casa pequeña, o similar, pero no era la presentación, lo marketero, lo visual lo primordial. Se hicieron conocidos porque había un sabor que no podías encontrar en ningún lado. Luego con el despegue gastronómico mejoraron el aspecto visual, pero igual hay algunos que mantienen ese estilo informal en su comida. El ser sobrepasa al parecer.

Lo mismo debe suceder en las empresas. Lamentablemente muchas tienden a ser cortoplacistas. Desean conseguir grandes clientes pronto y consideran que la mejor manera es mostrarse profesionales, lo que quita recursos en la parte de mejora del ser. Es algo así como que inviertes en pintar la fachada del local en vez de invertir en un curso de liderazgo para el personal. Como emprendedor tienes que invertir para obtener retorno, y una inversión en maquillaje tiene mucho menor retorno que una inversión en lo profundo de la organización. No estoy diciendo que nunca debes invertir en pintar la fachada. Estoy diciendo que cada una tiene una prioridad, y un tiempo. Pensar primero en cómo se verá tu local no es primordial si no has encontrado una manera de darle valor al cliente que te asegure un sentido existencial en el mercado.

Si continuas priorizando el ser al parecer, debes llegar a un momento en el que el ser haga que tu empresa tenga una personalidad tan arrolladora que hará que tu parecer sea parte de tu marca personal. No hay campaña de márketing que pueda sostenerse sin que el parecer sea lo que realmente lo soporte. El ser será tu mejor campaña y si tu empresa es profesional antes que solo intentar parecer, tus clientes lo notarán, y serán tu mejor carta de referencia y tu mejor campaña para llevar tu empresa hacia el éxito.

Y tú, ¿ya te diste cuenta cuánto has invertido en tu ser y cuánto en tu parecer?

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion