Emprendedores: 3 ilusiones que pueden ser fatales

Businessman Wearing Cape --- Image by © Royalty-Free/Corbis

Crear su empresa, ser su propio jefe, lanzarse en el mundo de los negocios, son cosas tentadoras para muchas personas. Aunque emprender puede ser un sueño, para tener éxito hay que tener los pies en la tierra. Los emprendedores a menudo se hacen ilusiones que pueden ser fatales.

1. “Por fin realicé mi sueño”

Al menos que tu sueño sea crear una empresa, el simple hecho de haber lanzado tu negocio no significa que realizaste tu sueño. Una cosa es crear y otra es prosperar. Muchos emprendedores quienes lanzan su empresa piensan que lo más difícil ya pasó, no es así, sobre todo si se considera el porcentaje de personas que lograron lanzar su empresa, pero que no llegaron a celebrar su primer aniversario. Lanzar su empresa es una etapa, pero para perdurar, lo más importante es brillar, destacarse, desarrollarse y conquistar el mundo.

2. “Ahora que soy mi propio jefe, ya no dependo de nadie”

Cuando te vuelves emprendedor, ganas la autonomía de tus decisiones así como la responsabilidad de tus resultados. Pensar que ya no dependes de nadie, es una ilusión. Como emprendedor, serás libre en tus elecciones, pero la eficacia de ellas depende de varios factores, externos para la mayoría de casos. Dependerás de tus colaboradores aunque puedas influenciarlos considerablemente. Dependerás también del banco al cual tendrás que convencer con la calidad de tu proyecto. Un emprendedor quien piensa que no depende del sistema bancario o del mercado financiero, se hace ilusiones. El mundo de los negocios está hecho de interdependencias.

3. “Ahora, soy libre de hacer lo que quiero”

Recuerda que eres libre de tomar las decisiones que deseas pero que tendrás que asumir las consecuencias. A menudo, los emprendedores constatan que la libertad es un peso. La mayoría de los emprendedores principiantes quienes piensan que pueden hacer todo lo que quieren se dan cuenta demasiado tarde que ser emprendedor significa asumir la responsabilidad de sus resultados al 100%.

Para no cometer estos errores, lo mejor es preparase al máximo. Hay cosas que no se aprenden en la escuela, pero puedes leer libros de emprendedores y expertos, pedir consejos y capacitarte. Recuerda que todos los errores que puedas cometer en la vida han sido cometidos ya por quienes te precedieron, (Robin Sharma), así que no necesitas cometerlos de nuevo. Si puedes aprender a no fracasar, sin duda tendrás éxito.

Vía: journaldunet.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion