Empresa divertida: 6 claves para la innovación

Empresa divertida: 6 claves para la innovaciónSi quieres hacer que la organización genere innovación hay que pensar cómo inicia ese proceso, si existe el ecosistema necesario para que las ideas florezcan. Esto implica que una de las reglas cruciales de la innovación es romper con los protocolos, escapar de las fórmulas establecidas y tener una atmósfera laboral que invite a proponer.

No todas las organizaciones deben ser Pixar, Google o Apple, pero sí es importante buscar las herramientas para que la persona esté contenta y sea reconocida. La diversión no está peleada con el profesionalismo, y una persona que se siente libre en la empresa es más productiva. Ante esto vamos a ver 6 pasos para tener espacios donde el empleado se anime a innovar:

1. Desafíos retadores, pero divertidos. Como empleador hay que dar desafíos a los empleados, pero aquí hay una regla clave: los retos deben estar, primero, al nivel de sus funciones, con las herramientas para cumplirlos, y después impulsar su crecimiento.

2. Entrega motivaciones continuas. Esa dosis de satisfacción motiva y lo mismo pasa con los empleados, necesitan una recompensa, y no necesariamente dinero. Reconocer su desempeño y su aportación en las actividades diarias les hace seguir adelante en la empresa. La energía constante hacia los empleados “no cuesta”.

3. Capacita. El jefe que entrega a sus empleados la posibilidad de crecer tiene por garantía a colaboradores que lucharán por las metas de la empresa. Tener un plan de capacitación es la mejor forma de visualizar el futuro en una organización, aunque se puede comenzar por aspectos como buscar cursos o asesorías alineadas a los talentos y necesidades del personal.

4. Universo con reglas simples y congruentes. A veces se piensa, erróneamente, que todo el personal conoce hacía dónde va la empresa. Un ambiente de innovación exige que el equipo conozca los lineamientos de trabajo y las “reglas del juego” respecto a objetivos. El empleado necesita tres cosas: saber ¿dónde está parado?, ¿qué objetivo debe seguir? y ¿cuál es el plan de acción?

5. Entiende a tus empleados. Hay días buenos de rendimiento y otros malos, en los que el empleado necesita aire o puede tronar. La empresa necesita flexibilizarse, el esquema del empleado que pasa largas horas en su oficina, porque con ello luce productivo, debería ir de salida, si la meta es tener empleados por largo tiempo. Por ejemplo, se necesita replantear el concepto de vacaciones al año. Promueve esquemas como tardes libres, horarios flexibles, esto no afecta la producción y sí aumenta la productividad.

6. Ser muti-player, mejor. ¿Qué tanto conocen tus empleados del trabajo realizado por diversas áreas de la organización? Hay que invertir en el trabajo colaborativo, que la persona sepa cómo su desempeño ayuda o perjudica otras áreas. Para ello, un paso importante es conocer las habilidades de cada integrante y promover la creación de equipos diversos. Si los departamentos juegan juntos y se les reconoce se logrará el concepto de cohesión.

Fuente: CNN Expansión

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion