Empresas: La cultura de una organización

Empresas: La cultura de una organizaciónPor lo general, crear una cultura organizacional sana y con alta integridad no es una tarea fácil. Y sin embargo, por alguna razón, muchos líderes piensan que los valores de una empresa pueden ser relegados a una conversación de cinco minutos entre recursos humanos y un nuevo empleado.

La cultura de una organización no se trata de las palabras en absoluto. Se trata de la conducta y de sus consecuencias. Además se trata de saber que, en cada revisión de desempeño, los empleados son evaluados tanto por sus números como por sus valores, y que sólo existen cuatro resultados.

En primer lugar, para empleados con buenos números y buenos valores: Impulsarlos hacia adelante. Y para aquellos con malos números y malos valores, es mejor alejarlos de la empresa. En cuanto a los empleados con buenos valores, pero números mediocres, la postura debe ser: Te daremos otra oportunidad con más capacitación. Tu comportamiento te ha ganado eso.

Lo cual nos deja con el tipo de empleado que más comúnmente hace caer a las empresas: El de los excelentes números y los pésimos valores. El empleado que no comparte sus ideas con los compañeros de trabajo, que menosprecia a los clientes a sus espaldas, que besa la mano a la jerarquía, pero pisotea a su propia gente, todo ello mientras aporta los resultados.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Finalemente, los empleados, o bien no conocen los valores de su organización, o saben que practicarlos es opcional. De cualquier manera, el resultado es una vulnerabilidad ante los ataques internos y externos, y con razón. Un conocimiento básico de gestión es que la mejor arma competitiva que una empresa puede poseer es una sólida cultura. Pero la clave está en los detalles de la ejecución. Y si no comprendes esto, tu compañía podría sufrir las consecuencias.

Fuente: CNN Expansión

comments

Autor entrada:

Deja un comentario