Errores a evitar si un amigo se convierte en tu socio

El dicho dice que nunca se debe hacer negocios con la familia o con los amigos, porque a la larga todo sale mal, lo dicen mucho pero pocos hacemos caso de ello hasta que los conflictos saltan y vemos tambalear esa amistad de años. Sin embargo este tipo de situaciones se pueden prevenir si de antemano ponemos los puntos bien en claro, estos son los errores a evitar si tu amigo se convierte en tu socio.

  • No repartir las reglas con anticipación

Es cierto que cuando se trata de amistades largas el nivel de confianza es máximo, sin embargo se corre el riesgo de no tomar en serio las cosas y si es un proyecto que necesita dedicación se necesita profesionalismo. No hay que confiarse de la autorregulación diaria, es mejor ajustar las decisiones y tareas con anticipación, en donde cada uno tenga una responsabilidad definida, de esta forma se evitan conflictos y fracasos rápidos.

No se trata de un juego de fútbol o una tarea de la universidad, por eso mientras mucho antes se tenga fijadas las reglas más posibilidades de tener un negocio de éxito.

  • No ajustar el marco legal

Uno de los errores a evitar cuando se tiene a un amigo de socio es dejar el marco legal a la deriva, debido a la amistad se puede dejar de lado lo relacionado a la legalización de la marca o propiedad del negocio, desencadenando a la larga serios problemas ya que la empresa no se adecua a la realidad. Cuando dos amigos se convierten en socios lo ideal es trabajar lo más cerca de la formalidad, hay que entender que se trata de un proyecto importante y más que amigos son colegas en este asunto.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  • No establecer pautas ante posibles conflictos

Los amigos no siempre poseen las mismas opiniones y mucho más cuando está en juego un negocio, por eso ante estos posibles casos lo ideal es establecer pautas anticipadas. De esta forma se evitan conflictos o discrepancias sorpresivas, en la nota se debe destacar qué hacer ante desacuerdos, a que persona recurrir en caso de una gran discrepancia o si se necesitará de votos para la toma de la decisión final.

  • No revisar el plan demanera regular

Dentro de los errores a evitar se encuentra el no fomentar la revisión del plan, lo que puede ser contraproducente si la visión y las situaciones personales de cada uno han cambiado. Una forma de motivar y ajustar visiones es fijando reuniones en donde se revise el plan regularmente.

  • En los momentos de relajo hablar de trabajo

Otro de los errores a evitar es no dejar de hablar del trabajo cuando se trata de un espacio de amistad, para no desgastar la relación amical lo ideal es diferenciar cada área. De lo contrario la compañía puede volverse estresante, es importante encontrar momentos en donde se pueda seguir conversando como aquellos viejos tiempos.

Vía: Taringa, amazon y ehow

Foto:Altag

comments

Autor entrada: tania24

Deja un comentario