Evaluación de proyectos de inversión – Parte 1

calculando-pronosticos

calculando-pronosticos

La evaluación de proyectos de inversión se ha convertido en un proceso necesario para el mejor manejo de los recursos a invertir y para decidir sobre qué proyectos aceptar o rechazar. Para ello existen metodologías de diversos autores las cuales divergen en los estudios a desarrollar. La revisión bibliográfica de las metodologías existentes resultó en la importancia de cuatro grandes estudios para una inversión productiva, los que generalmente no se integran en una metodología.

Se abordan conceptos necesarios para entender en qué consiste la evaluación de inversiones así como la clasificación de enfoques existentes y se exponen los principales estudios que deben componer la evaluación de inversiones tratados en la literatura y los principales elementos a tener en cuenta en cada uno.

A. Características de la evaluación de proyectos de inversión

La evaluación de proyectos de inversión constituye hoy en día un tema de gran interés e importancia pues permite valorar cualitativa y cuantitativamente las ventajas y desventajas de destinar recursos a una iniciativa específica, para ello requiere de un estudio amplio y complejo y demanda la participación de diversos especialistas. Para entender el significado de la evaluación de proyectos de inversión se precisa tener claridad de los conceptos: inversión y proyecto de inversión.

Invertir requiere sacrificar capitales financieros para obtener un bien con la esperanza de lograr beneficios futuros (Bueno, 1992). Existen varias clasificaciones de las inversiones de acuerdo a su naturaleza, las principales se refieren a: proyectos productivos, proyectos infraestructura, proyectos sociales. A fines de esta investigación se considera pertinente definir la inversión productiva, la cual consiste en la adquisición de bienes que facilitarán la producción de otros bienes. Un bien se puede clasificar como inversión productiva o no según el fin al que se destine.

Clasificación de inversiones productivas

  • Inversiones de mantenimiento: inversiones necesarias para sustituir o reparar equipos.
  • Inversiones de reemplazamiento: consiste en sustituir equipos obsoletos por otros de superior tecnología, que permitan hacer más a menor costo.
  • Inversiones de crecimiento: tienen como objetivo aumentar la producción o ampliar los canales de distribución de los productos con el objetivo de lograr crecimiento en la empresa.
  • Inversiones estratégicas: Tienen el objetivo de reafirmar la empresa en el mercado.
  • Inversiones impuestas: son las que no se realizan por motivos económicos, sino por motivos legales, acuerdos sindicales.

Un proyecto de inversión es un proceso por el cual un sujeto decide vincular recursos financieros líquidos a cambio de la expectativa de obtener beneficios, también líquidos, a lo largo de un plazo de tiempo que denominamos vida útil. (Kelety, 2000). La condición necesaria para realizar una inversión es la existencia de una demanda insatisfecha y para materializarla debe tenerse la certeza de que su rendimiento supere el costo de acometerla. Toda inversión atraviesa un ciclo que comienza cuando se concibe como idea-proyecto con el ánimo de cambiar una situación sin proyecto dada.

Llegar a la idea-proyecto debe ser resultado de un proceso iterativo verificador de que la situación sin proyecto, he incluso la situación optimizada sin proyecto, agotaron las posibilidades de solución a la necesidad social o a la demanda planteada en cantidad, calidad y/o tiempo dado. De tal modo hay tres estados que por lo general se precisa atravesar:

  1. Situación sin proyecto
  2. Optimizada sin proyecto
  3. Situación con proyecto.

El ciclo de vida de un proyecto pasa por tres fases:

  1. Preinversión: Identificación de oportunidades de inversión, estudio de prefactibilidad, estudio de factibilidad, evaluación final y toma de decisión.
  2. Maduración: Proyecto definitivo, negociación y construcción y puesta en marcha.
  3. Funcionamiento: Operación seguimiento y control.

Monografias.com

Figura 1.1 Ciclo de vida de un proyecto

La fase de preinversión permite realizar estudios para fundamentar la decisión de invertir. Se identifica la idea proyecto y se realiza un análisis general y poco detallado basado en estimaciones. La etapa de prefactibilidad consiste en un análisis técnico económico previo y en la etapa de factibilidad debe simularse con el máximo de precisión la ejecución del proyecto.

Las diferencias entre las etapas de la preinversión están dadas por el nivel de precisión de la información, la cual se mejora al llegar a la evaluación final, que puede inclusive demandar diseños de experimentos para verificar los resultados estimados. El estudio que se abordará estará relacionado con esta primera fase o etapa de la vida de un proyecto donde se diseña y analiza la idea. El objetivo final de la preinversión es determinar la factibilidad de llevar a cabo un proyecto, y el proyecto será factible cuando la evaluación de cada uno de los estudios de un resultado positivo para los inversionistas.

Para tomar la decisión de invertir o no hay que tener en cuenta un conjunto de iteraciones que deben ser evaluadas de forma independiente y en cada una se decidirá si es conveniente continuar.

En la etapa de factibilidad se desarrollan los siguientes estudios:

  1. Estudio de mercado
  2. Estudio técnico
  3. Estudio medio ambiental
  4. Estudio económico financiero

Continúa en:

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 2

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 3

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 4

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 5

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 6

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 7

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 8

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 9

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 10

Vía: Pyme’s

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.