Evaluación de proyectos de inversión – Parte 2

Business-People

Business-People

Continuando con nuestro artículo sobre la evaluación de proyectos de inversión, seguiremos con los enfoques en la evaluación de las inversiones, el estudio de factibilidad de mercado y las caracteristicas de los consumidores.

B. Enfoques en la evaluación de las inversiones

La evaluación de los proyectos de inversión se clasifica a través de dos enfoques fundamentales: el enfoque privado y el enfoque económico social. La evaluación privada se realiza tomando en cuenta los efectos directos sobre un determinado agente económico (inversionista, empresa o negocio) (Sánchez, 2010). Se identificarán y valorarán los costos y beneficios que resultarán significativos para el inversionista ya que este estudio responde a sus intereses. La evaluación con enfoque económico social persigue medir la contribución de los proyectos al crecimiento económico del país. La palabra social hace que las personas relacionen estas técnicas de evaluación a proyectos de las ramas de la salud, educación, vivienda; sin embargo, significa analizar el impacto de determinados proyectos en la sociedad. La medición del bienestar de la comunidad depende de identificar y cuantificar variables para lo cual no se ha llegado a un acuerdo.

Son considerados en la literatura los conceptos de evaluación financiera, evaluación económica y evaluación social, siendo común la confrontación entre evaluación privada y evaluación social en torno a proyectos específicos como objeto de evaluación. La evaluación financiera permite evaluar la capacidad financiera de un proyecto distinguiendo entre el capital propio y el ajeno y el enfoque económico no considera las opciones de financiamiento, pero permite conocer la rentabilidad del proyecto en términos de sus beneficios y costos propios, corresponde una evaluación en la que se asume la disponibilidad de recursos a precios de mercado. La evaluación social trata de determinar la rentabilidad del proyecto desde la óptica del bien que ofrece a la comunidad. La evaluación privada, por su parte, mide la utilidad del proyecto según los intereses del individuo.

C. Estudio de factibilidad de mercado

El instrumento básico para analizar los resultados del mercado es el análisis de la oferta y la demanda por lo que comencemos con la siguiente definición de un Mercado.

Según Kotler, (1995) se entiende mercado como “… conjunto de consumidores potenciales que comparten una necesidad o deseo y que podrían estar dispuestos a satisfacerlo a través del intercambio de otros elementos de valor”

El término mercado se utilizó en sus inicios para distinguir el lugar donde se reunían compradores y vendedores para intercambiar sus bienes. Los economistas usaron el término en relación al producto que intercambian un grupo de compradores y vendedores. Los especialistas del marketing, por su parte, plantean que los vendedores constituyen la industria y los compradores el mercado.

Las empresas no pueden operar en un mercado demasiado amplio por lo que deben cuantificar el volumen total que sería adquirido del producto o servicio por un grupo de compradores determinado en un periodo de tiempo fijados, estableciéndose así un estudio de la demanda, que debe tener en cuenta las condiciones del entorno y el esfuerzo de marketing.

La demanda no es más que ¨…deseos de un producto específico, en función a una capacidad de adquisición determinada ¨ (Kotler, 1995). La demanda se ve influenciada por los niveles de renta, los gastos, los precios de los productos sustitutivos y de los complementarios, las expectativas y la población entre otros teniendo en cuenta las particularidades de los productos o servicios.

El estudio de la demanda debe considerar tres elementos: producto, mercado y tiempo que permitan especificar un conjunto de alternativas de demanda dadas por las combinaciones posibles de los tres elementos.

El término producto define el conjunto de bienes y servicios que pueden satisfacer una necesidad. Puede abarcar desde el total de bienes producidos por una industria determinada (demanda global), pasando por el total de bienes demandados a una empresa concreta (demanda de empresa) o de un conjunto de productos similares (demanda de línea de producto).

Es necesario en el análisis del producto precisar si es un producto principal o si se originan subproductos en la fabricación del producto principal y el uso que se les dará, se debe señalar la existencia en el mercado de productos sustitutivos o complementarios para incluirlos en el estudio del mercado.

El mercado se define a través el grupo de compradores potenciales del producto, pudiéndose estudiar desde la demanda de un comprador individual a la demanda del mercado mundial, pasando por el estudio de segmentos de mercados o grupo de compradores. Los mercados se pueden identificar por su dimensión geográfica, definiéndose mercados locales, regionales, nacionales o internacionales, y también en grupos de compradores que tienen algún elemento en común: edades, sexo, nivel de ingresos, clase social, situación familiar o por la enumeración de instituciones que lo forman. (Cruz, 1993)

El tiempo es el período en el que se cuantifica la cantidad vendida, la demanda de una gran parte de los productos tienden a comportarse de forma estacional, concentrándose más en algunos momentos del año. Este fenómeno es bien conocido en productos vinculados a determinadas épocas del año, pero también la estacionalidad de los ingresos llega a manifestarse en muchos productos. (Cruz, 1993)

Al estudiar la demanda para comprobar si es viable o no el estudio de mercado es necesario analizar los consumidores y su comportamiento así como los elementos del entorno empresarial.

D. Características de los consumidores

El mercado de consumidores está compuesto por los individuos que adquieren un bien o servicio para su consumo personal. Es necesario estimar los probables consumidores o usuarios, que varían enormemente en edad, sexo, nivel educativo, gustos y nivel de movilidad y establecer el segmento de mercado al cual será dirigido el producto. Es necesario además, determinar las cantidades del bien que los consumidores están dispuestos a adquirir y cuantificar la necesidad real o sicológica de una población de consumidores, con disposición de poder adquisitivo suficiente y con unos gustos definidos para adquirir un producto que satisfaga sus necesidades. El estudio del consumidor está dirigido también a conocer sus motivaciones de consumo, hábitos de compra, opiniones sobre el producto ofertado por la empresa y por sus competidores, así como la aceptación del precio fijado.

Existen un grupo de consumidores que adquieren los productos no para su uso personal y a este pertenecen los productos demandados objetos de esta investigación por cual se exponen a continuación conceptos y generalidades del mercado industrial.

Continúa en:

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 1

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 3

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 4

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 5

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 6

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 7

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 8

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 9

Evaluación de proyectos de inversión – Parte 10

Vía: Pyme’s

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion