Explorando oportunidades de negocio

ideas-de-negocio

Una de las principales preguntas que surgen en aquellas personas que pretenden abrir una empresa y disponen de un capital estimable es: ¿Qué tipo de negocio debo poner? Se lo preguntan a una y otra persona como si ellos tuvieran la llave secreta para su futuro éxito. Nadie le va a decir qué negocio le resultará exitoso, o acaso cree que si ellos tuvieran ese don, ¿no se les hubiera ocurrido poner dicho negocio hace mucho tiempo atrás?

La identificación de oportunidades de negocio no es un don natural, es más bien, una búsqueda incesante de información para observar previamente hacia dónde se mueve el mercado. Pero, vayamos al grano. ¿Cómo, entonces, se identifican las oportunidades de negocio? Solo existen dos formas, las cuales son:

1.       Identificación de Necesidades Reales

Negocios hay en todos lados, y de todos los tipos. Lo que hacen muchos emprendedores es tomar una idea de negocio que ya existe en el mercado, y añadirle ese plus que estiman se convertirá en el punto de quiebre para alcanzar la preferencia de los clientes. El conocimiento sobre el negocio puede partir de nosotros mismos (sería lo ideal) o contratando a un personal que posea dicho conocimiento.

Pero, hay un obstáculo para este tipo de hallazgo de oportunidad de negocio: al elegir una idea ya existente, esto quiere decir, que ya existe una competencia previamente establecida. Y para que un cliente cambie de marca se requiere toda una estrategia de mercado altamente competitiva.

2.       Identificación de Necesidades Latentes

Se reconocen a los inventores de inicios del siglo XX como unos grandes visionarios, que supieron anticiparse a las necesidades de la gente en todo el mundo. Un emprendedor también puede ser un gran visionario al identificar necesidades latentes, aún inexploradas por otras empresas. Requiere de un grado de conocimiento del rubro y de riesgo mayor que en el caso de la identificación de necesidades reales.

Sin embargo, dentro de las oportunidades de negocio, las necesidades latentes son, por lo general, las que generan más rentabilidad para el emprendedor. No solo se le ofrece la opción de abrir un nuevo sector económico, sino además, de ser el primero y captar la mayor cantidad de clientes. No se moleste cuando surja una competencia tomando su idea, tenga en claro que ya tiene gran parte de los consumidores en sus manos.

Vía: “Claves para emprendedores”

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion