Inicia tu negocio propio sin dejar tu empleo actual

carrera al exito

Hasta hace unos años, la meta de todo estudiante o egresado de un instituto o universidad se reducía a obtener un empleo estable con un buen sueldo. La idea de pertenecer a una empresa,  de recibir un ingreso mensual o quincenal constante otorgaba una sensación de seguridad. Sin embargo los tiempos han cambiado y hoy tienes la oportunidad de no depender de otra persona, de una empresa o del Estado. Hoy puedes depender de ti mismo.

Si quieres ser emprendedor, significa que tú mismo debes ser el motor que planifique y guía tu proyecto hacia el éxito.  Tu serás quien decida tu destino, el de tu emprendimiento, apuntando a convertirte en tu propio jefe.

Para ello, una posibilidad es construir tu propia empresa. Muchos pueden pensar que esto refiere a dedicarte exclusivamente a ella, comprar un local y hacer una fuerte inversión para desarrollarla.  Esto no siempre es verdad. Nosotros te recomendamos que lo inicies mientras aún trabajas para otro. Tu sueldo fijo te permitirá ahorrar para construir los cimientos de tu emprendimiento.

Recuérdalo bien: no renuncies a tu trabajo para empezar tu negocio propio porque ningún proyecto nuevo produce lo suficiente para solventarnos económicamente en un inicio.

crea tu empresa

Empieza a formar tu negocio de manera paralela; si bien tendrás que trabajar el doble, en horario nocturno y fines de semana y feriados, eso solo será por un tiempo. El día en que eso se plasme en tener un negocio propio que te produzca mejores ingresos que te permitan no solo elevar tu nivel de vida sino sentirte parte de los ganadores, sabrás que el esfuerzo valió la pena.

Trabaja para otros y para ti mismo al mismo tiempo. No esperes que las oportunidades te la brinden otros, créalas tu mismo desde tu oficina o desde tu propio hogar.

¡Atrévete a emprender!

Vía: Somos Empresa

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion