La importancia de ejecutar un plan estratégico

La importancia de ejecutar un plan estratégicoLa clave del éxito empresarial no está en la adaptación, sino en la innovación constante y en la buena comunicación entre todas las partes integrantes de la compañía.

Carlos Espinosa y Jon Larrabeiti, socios directores del Center for Innovative Execution (Cfie), consideran que la cúpula directiva de cualquier compañía debe prestar especial atención a la ejecución puesto que es la pieza clave para lograr los objetivos marcados; porque el mundo empresarial es un mundo de ideas, pero es, por encima de todo, un mundo de resultados.

1. La barrera de la visión: Sólo un 5% de la plantilla entiende la estrategia.

2. La barrera de los mandos: El 85% de los mandos intermedios dedican menos del 5% mensual a la estrategia.

3. La barrera de los recursos: El 60% de las empresas no ligan estrategia y presupuesto anual.

4. La barrera de las personas: Sólo el 25% del personal tiene un sistema de compensación alineado con la estrategia.

La obra de Espinosa y Larrabeiti está estructurada tres grandes bloques según hacia dónde esté orientada la estrategia:

La ejecución como estrategia competitiva: Una buena estrategia es aquella que ante una crisis, permite que la empresa pueda maniobrar de forma ágil, no construyendo un modelo rígido. La estrategia nunca debe impedir o frenar ni la creatividad ni la genialidad. Hay que hacer que el plan estratégico se convierta en tu mantra operacional diario.

La ejecución en un entorno global: Es esencial formar un equipo directivo muy volcado en generar participación dentro de la organización, que sepa escuchar a la gente y, si es posible, que provenga de la empresa, no del exterior; que es donde está el conocimiento del negocio y de la cultura interna. Fijar inicialmente pocos objetivos pero muy claros, que puedan transformarse en un plan que sea ejecutable y medible y dotarlos de los recursos necesarios.

La ejecución para el cambio: Las ideas que contengan sean muy claras, que no haya ninguna duda sobre lo que realmente se persigue con esa estrategia. El equipo lo es todo. La mejor estrategia teórica fracasará si el equipo de la empresa, el directivo y todas las demás personas que componen la organización no lo asumen como propio. Hay que generar liderazgo, pero no cualquier tipo, sino uno que se base en el respeto, en la experiencia y la aportación de valor.

Fuente: Expansión.com

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion