Los 4 mantras que pueden ayudarte en los negocios

El emprendedor novato deben encontrar la motivación constante si definitivamente considera que lo suyo es tener su negocio propio. ¿Cómo lograrlo?

Un mantra, aplicado al ámbito empresarial, es una frase corta que expresa el sentido que se desea dar a la empresa y cómo va a servir a sus clientes. ¿Parece fácil no? Probablemente no.

La dificultad de escribir un mantra reside en que todo el mundo espera que sea corto e impactante, cosa que hace más interesante su elaboración por su belleza expresiva.

Así que la mejor manera para ello es respirar hondo, concentrarse y preguntarse qué sentido va a tener el negocio para las personas a las que se dirige. No en vano muchos emprendedores tienen un problema común: se consideran creadores pero no vendedores.

Por eso si van a invertir en un negocio, tienen que considerar igualmente la estrategia de comercialización. Esto no significa que las ventas tengan que ser aburridas, al contrario: hay que incorporar estrategias inteligentes, pensamiento rápido y el tipo de actividades que los emprendedores aman.

Así que te ofrecemos estos mantras que proyectan mucha fuerza y emoción:

1. Generar confianza

Existe una gran diferencia entre lograr que a alguien le guste el producto y efectivamente conseguir que lo compre. Los  clientes necesitan sentirse seguros que es lo indicado para ellos. Así que se debe retar a los consumidores a criticar el producto, ya que cuando no logren encontrar fallas significativas, tendrán más confianza en lo que compran.

2. Reforzar lo positivo

Durante una conversación de ventas, se debe poner especial atención a los comentarios de los clientes que refuerzan la postura. Tal vez ellos digan: “nunca lo había  pensado de esa manera” o “ahora entiendo cómo eso podría ayudarnos”. Entonces, hay que ver la forma y asegurar que se pueda lograr que compartan la manera de pensar del emprendedor.

Te puede interesar: 8 mantras del emprendedor exitoso

3. Dejar que el cliente sea el vendedor

Hay que verlo de esta manera: en lugar de vender a los clientes, se debe proporcionar la evidencia suficiente para que se convenzan ellos mismos. Por eso se sugiere preguntar a los compradores potenciales lo que buscan en un producto similar al que se vende.

4. Seguir satisfaciendo las necesidades

La gente compra con el fin de sentir la satisfacción de que sus exigencias se cumplieron. Esto es una regla. Así que el producto puede cumplir con lo que necesitan, cierto, pero los clientes también están buscando contacto a nivel personal. Si a un comprador potencial no le gusta algo del producto, hay que ponerse en en contacto con él inmediatamente.

Vía: Entrepreneur.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments