Los 6 errores más comunes al crear una Pyme

Si estás a punto de abrir un negocio propio, se sugiere no descuidar ningún detalle para que no se tengan inconvenientes.

En multiples de casos iniciar el sueño del negocio propio, es fácil dejar de lado cuestiones que hacen a la sustentabilidad del emprendimiento.

La falta de claridad de objetivos y afán desmedido de querer acapararlo todo son algunos de los errores que con más frecuencia cometen los emprendedores.

Por eso te mostramos algunos de los errores más  frecuentes cuando se trata de iniciar una empresa.

1. No contar con un plan de negocios

El plan de negocios será aquel que nos permitirá tener claridad en todos los aspectos de la empresa y los alcances de la misma. Es por ello que se sugiere  que cuando se piense abrir un negocio, no olvidar  realizar un plan.

2. Claridad en la empresa

Tener el deseo de abrir una Pyme no basta, es importante que cuentes con la claridad de qué es lo que harás y cómo lograrlo, ya que puedes enviarle mensajes difusos a tus clientes y no consigas lo que tenías planeado.

Te puede interesar: 9 pasos para crear una empresa con personería jurídica en el Perú

3. Prometer cosas imposibles

No se debe prometer a los clientes cosas que uno mismo sabes que no se podrá darles. Hay que ser realista en todo momento y sincero con los compradores, pues eso garantizará a la larga que la clientela tenga la seguridad que se cumple con lo que se promete.

4. No contar con el financiamiento adecuado

Es importante tomar en cuenta que además de la inversión inicial, se puede necesitar en otros momentos más dinero. Entonces, se sugiere no gastar todo el capital desde un principio, para que ante cualquier imprevisto se pueda salir bien librado.

5. Tomar decisiones aceleradas

La emoción que puede generar la apertura de la empresa puede llevar a tomar decisiones o realizar cosas de una manera apresurada. En lo referente a los negocios se recomienda siempre analizar toda situación que se presente.

6. Descuidar la economía

Ser el propietario del negocio, no significa que no se deba prestar atención en la inversión de capital. Hay que recordar que se tendrá que hacer pagos de distinta índole, por ejemplo pagar sueldos, renta, compra de mercancía, entre otras cosas. Por ello se debe llevar un registro de todo el dinero que ingresa y egresa, para que la economía no resulte afectada.

Vía: finanzaspracticas.com.co

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados