Mejora la comunicación de tu equipo

Averigua las acciones que debes realizar para lograr una comunicación fluida entre todos los elementos de tu empresa y eficiente su actividad.

Las relaciones comunicacionales constituyen la piedra angular para alcanzar el éxito en una empresa. No importan los estudios, ni la experiencia, ni la energía que se aplique; si no existe una comunicación clara, ninguna meta se cumplirá.

Acá es donde las empresas cometen un error reiterado; cada vez que se detectan problemas de comunicación, invierten en tecnología. Sin embargo no todo es tan fácil, el asunto no se reduce a la última solución de telefonía IP o la implementación de mensajería instantánea en la empresa.

Más bien, se trata de una integración, de crear relaciones humanas. Y es mucho mejor cuando se crean lazos de amistad. Al respecto, The Gallup Organization descubrió que las relaciones afectivas representan un punto clave para alcanzar la satisfacción laboral.

Los resultados del estudio le permitieron construir además una lista con las mejores estrategias para mantener una comunicación fluida.

1- No se trata de quién tiene la culpa

Debes generar unidad entre tus empleados. Sí, se puede determinar quién estuvo involucrado en un problema, pero no debes caer en el error de realizar un juicio público o culpar a todos por la fallas, eso sólo te generará enemigos. Estas personas, a su vez, te ayudarán a fallar.

2- Comunicación verbal y no verbal

Si das discursos en voz baja o demasiado alta, si utilizas mucho el sarcasmo o emites sonidos desagradables, los empleados nunca oirán lo que dices. Considera que tus colaboradores ya tienen suficiente con luchar contra los obstáculos que su labor implica, como para añadirles un problema adicional.

3- No ventiles secretos o temas entre tú y otro

Si un elemento del personal fue mal evaluado en el último informe u obtuvo malos resultados a final de mes, trátalo directamente con la persona implicada. El “linchamiento” a viva voz no permite alianzas de trabajo. Y sin alianzas, nunca vas a alcanzar tus metas.

4- Mantén los compromisos

En una organización, el trabajo está interconectado. Por ello, si no cumples con los plazos y compromisos, puedes afectar el trabajo de otros empleados. Siempre mantén los compromisos, y si no puedes, asegúrate de que todos los empleados afectados sepan lo que sucedió. Inmediatamente, debes proporcionar una nueva fecha de ejecución, hasta saldar el asunto.

5- El éxito es de todos

Cada vez que tu equipo alcance una meta importante, deberás agradecer, premiar, reconocer e incluso especificar las contribuciones de las personas. Esta es una buena aproximación a la construcción de relaciones eficaces.

Fuente: Altonivel.com.mx

Deja un comentario