¿Qué es la investigación de mercados?

Su importancia radica en que es una guía para las decisiones empresariales, brindando información sobre el mercado, los competidores, productos, marketing y los clientes.

La investigación de mercados es el proceso que comprende las acciones de identificación, recopilación, análisis y difusión de información con el propósito de mejorar la toma de decisiones de marketing.

Su implementación básicamente se produce por dos razones: para resolver problemas, por ejemplo, determinar el potencial de un mercado; y para identificar problemas, por ejemplo, para conocer por qué un producto no tiene el consumo esperado.

En esencia se busca conocer al cliente cumpliendo así con la primer premisa del marketing.

Su importancia

En general se puede decir que hay dos razones u objetivos para implementar una investigación de mercados:

1. Generar la información para tener mayor éxito con el marketing de un producto o servicio.

2. Generar las alertas del caso para evitar el fracaso al mercadearlo. Las dos se podrían resumir en una: reducir la incertidumbre para la toma de decisiones.

Al respecto, Leonard Duboff  se concentra en una razón específicamente y la define como la capacidad de evaluar continuamente el entorno, centrándose en particular en los clientes objetivo, con el propósito de actuar sobre las señales de cambio. Anticiparse al futuro y construirlo es la única vía para que las organizaciones alcancen y mantengan el liderazgo en un mercado.

Sus beneficios

La promesa básica de la investigación de mercados radica en que permite conocer quién es el cliente, lo que quiere, cómo, dónde, cuándo y por qué lo quiere. También permite establecer la posición propia y la de los competidores en el mercado.

Te puede interesar: 3 formas de realizar su propia investigación de mercados

Y entre otros beneficios se tiene:

  • Permite adaptar mejor los productos a las condiciones de la demanda.
  • Hace, por una parte, más eficaz el sistema de ventas y el rendimiento de los vendedores y, por otra, reduce el coste de las ventas.
  • Impulsa a los directivos a la reevaluación de los objetivos previstos.
  • Estimula al personal al saber que su empresa tiene un conocimiento completo de su situación en el mercado y que se dirige hacia unos objetivos bien seleccionados.
  • Señala quiénes son los compradores del producto o servicio.
  • Localiza nuevos hábitos, permitiendo así lanzar nuevos productos.
  • Descubre las preferencias del consumidor.
  • Verifica si los productos actuales del mercado son los adecuados.
  • Da a conocer la imagen de la empresa al consumidor.

Vía: Gestiopolis

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments