¿Sabes para qué sirve el análisis FODA en una empresa?

Un buen diagnóstico estratégico sienta las bases para un plan exitoso. Por ello, existe una herramienta que permite un análisis rápido al alcance de cualquier Pyme.

Todas las empresas por más pequeña que sea deben de conocer cuáles son sus fortalezas y debilidades para que puedan aprovechar las oportunidades del entorno y evitar las amenazas.

Por ello que antes de definir una estrategia de negocio siempre es útil realizar un análisis FODA, que es una herramienta clásica para evaluar la situación estratégica de una empresa y definir cursos de acción.

Así que FODA, es un cuadro de situación que resume las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas que enfrenta una empresa, y que permite trazar cursos de acción sobre la base de un diagnóstico tanto interno como externo.

FODA: diagnóstico para decidir

El análisis FODA permite conocer mejor el negocio y saber qué futuro espera en base a éste sencillo análisis. Las conclusiones del análisis FODA permiten fijar objetivos y diseñar un plan de marketing y un plan estratégico, que determinan que acciones se deben realizar apoyándose en sus fortalezas para aprovechar las oportunidades del entorno.

Así que sus siglas se conceptualiza de la siguiente manera:

Fortalezas internas de la empresa, esto va a permitir esquivar las amenazas y aprovechar las oportunidades, como por ejemplo los recursos humanos o financieros, las patentes y marcas, la capacidad de innovación, etc. ¿Qué cosas son las que tu empresa hace muy bien, mejor que muchos otros?
¿Tu empresa es fuerte en el mercado o en el segmento al que apunta? ¿Por qué?

Oportunidades externas, provienen del entorno en el que se mueve la empresa. Como por ejemplo: el crecimiento económico de países emisores de turistas sería una oportunidad para un hotel pero no para una empresa de muebles de oficina. Por ello se debe tomar en cuenta las oportunidades que a través de las fortalezas o a través de la eliminación de las debilidades, tendrán mayor impacto en el negocio. ¿El mercado en el que opera tu empresa está en crecimiento?
¿Los productos o servicios satisfacen tendencias de consumo, o podrían adaptarse para hacerlo?

Te puede interesar: Tips para desarrollar un análisis FODA

Debilidades internas de la empresa son las que limitan la capacidad de ésta para aprovechar las oportunidades y evitar las amenazas del entorno. Por ejemplo: Gastos excesivos o problemas de caja. ¿Qué cosas son las que tu empresa no hace bien, incluso peor que otros?
¿Cuáles son las razones detrás de los problemas existentes?

Amenazas externas, son las que pueden afectar a la empresa por cuestiones económicas, políticas, sociales, ambientales del entorno, también por acciones de la competencia o los cambios en el mercado. Es importante tener en cuenta solo aquellas que pueden afectar más el futuro de la empresa. ¿Qué cosas hacen los competidores de mejor forma que tu empresa? ¿Qué obstáculos legales, impositivos o normativos enfrenta tu negocio?

Así que esta herramienta sencilla pero muy efectiva ayuda en la decisión y planificación de la empresa, así mismo para aprovechar al máximo las oportunidades que presenta el entorno.

Vía: centroemprendedor.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados