¿Te graduaste y aún no tienes trabajo? Mira estas opciones

trabajo

Cuando terminas tu carrera profesional, lo primero que haces es buscar trabajo. Sin embargo, las cosas no siempre salen como las esperabas, puede que no te contratan por falta de experiencia o que solo consigas prácticas profesionales que, una vez acabadas, te vuelven a dejar en la calle. Aquí te mostramos otras opciones para generar tu propio empleo.

Saca el espíritu emprendedor que habita en ti

Crear tu propio negocio siempre es algo intimidante, pero puedes buscar a otras personas que estén en las mismas condiciones que tú (excompañeros de clase, por ejemplo) y que tengan los mismos intereses para comenzar un proyecto de negocios juntos. Siéntense, discutan sus ideas y busquen crear un servicio o producto innovador que funcione. También debes tener en cuenta que no todos los amigos serán buenos socios en los negocios, así que elige a los cofundadores de tu empresa con sabiduría.

Mira más allá de tus prácticas profesionales

Las prácticas profesionales son una buena forma de empezar, pero no sientas como si fuesen la única opción. Habla con las personas que están alrededor tuyo, sobre todo con los que estén pasando por los mismos problemas que tú. Además, quienes supervisan tus prácticas profesionales pueden darte mucha información sobre cómo va tu rendimiento laboral y pueden hacerte ver nuevas oportunidades, incluso si no te contratan.

Descubre oportunidades en tus trabajos universitarios

Un proyecto, un invento o plan diseñado para alguno de tus cursos, si es bueno, puede convertirse en una gran oportunidad de negocios. Siéntate y revisa los proyectos y trabajos que tuvieron buenas calificaciones o que ganaron premios, conversa con tus profesores o asesores y descubre cómo ese trabajo universitario puede ayudarte a crear una gran oportunidad para hacer negocios.

No esperes que el trabajo venga a ti

No esperes que la oportunidad de empleo se presente. En en vez de eso, fíjate si hay algún sector del mercado desatendido y conviértete en la solución. Utiliza todas las habilidades y conocimientos que hayas aprendido en tu época de estudiante y ponlos en práctica para generar tu propio negocio.

Vía: Mashable.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion