Todo lo que no te enseñan en la Universidad sobre las Startups

Hay muchas cosas que necesitas saber antes de empezar tu Startup. ¿Estás listo para implementarlas?

ideas de negocios

Para muchos egresados y jóvenes emprendedores, es muy difícil ser aceptado en una escuela de negocios. Pero eso está bien, ya que la mejor escuela para los emprendedores es la Escuela de la Vida.

Así que te ofrecemos 10 lecciones que Danielle Newnham, una emprendedora británica exitosa, aprendió luego de entrevistar a decenas de emprendedores tecnológicos para su libro, “Mad Men of Mobile“.

1. Contar la idea a todos

La gran mayoría de emprendedores son muy paranoicos y creen que si se habla de su idea de negocio en las redes sociales resultará en que los competidores se roben la idea, pero eso no va a suceder. Hay que trabajar en algo que no sea fácil de replicar y asegurarse de tener el equipo adecuado para construirlo. Así que el valor está en la ejecución, no en la idea.

2. Ignorar los consejos

El número de personas que hablan sobre iniciar una empresa es mucho mayor que el número que realmente la empieza. Esto se debe porque en algún lugar a lo largo del camino, el alto optimismo es bloqueado por frases malintencionadas de amigos, familiares y colegas: “eres demasiado joven/viejo”, “No tienes experiencia,” “No tienes capital…” Pero, la verdad es que se debe hacer caso a la intuición y empezar algo.

Te puede interesar: 3 lecciones que harán crecer tu ‘startup’

3. Establecer una fecha de lanzamiento temprano

No hay nada que consiga que un equipo trabaje mejor que enfrentar una fecha límite urgente. Si se tiene demasiado tiempo para preparar el producto, se encontrará un sinfín de razones para retrasar su lanzamiento. Ningún producto es perfecto, pero todos los productos pueden ser refinados con el tiempo, el uso, y la retroalimentación.

4. Elegir a los co-fundadores de la forma en que se escogería a la pareja

Durante los primeros días, el emprendedor pasará mucho más tiempo con sus co-fundadores que con su propia pareja que, en muchos casos, llegan al “divorcio”. Hay que asegurarse de elegir co-fundadores que no solamente complementen las habilidades, experiencia y personalidad, sino también con quienes se disfrute pasar enormes cantidades de tiempo juntos.

5. Ser molesto

El ingrediente clave para que cualquier negocio funcione es amarlo con pasión y hablar de él todo el día y soñar con hacerlo mejor por las noches. Con esta molesta conducirá al emprendedor a través de tiempos difíciles, los cuales habrá un montón. Hay que ser persistente y estar dispuesto a llegar a niveles sobre humanos para realizar el sueño.

6. No se trata de dinero

Ningún emprendedor construyó su empresa con el fin de venderla. Eso no significa que no la vendiera; es sólo que hacerlo no era su objetivo. Si los ojos están puestos en la salida, nunca la encontrará. Hay que construir el tipo de empresa en la que uno sería feliz de trabajar durante toda su vida. En el proceso, se va a construir un equipo de jugadores leales que ayudarán a alcanzar el éxito.

7. No contratar simplemente al más listo de la habitación

Reclutar es una de las partes más difíciles y costosas de dirigir una startup. Lo que se necesita es un equipo con mentes emprendedoras que trabajen para lograr tu visión, incluso si eso significa trabajar largas horas por menos salario. Entonces, lo que se necesita es tener al chico que tenga mucha motivación, esté dispuesto a tomar riesgos, y tenga un hambre para ayudar a lograr el objetivo.

8. Todos los empleados son reemplazables

El emprendedor debe ser capaz de hacer el trabajo de cada miembro del equipo, debe conocer todos los aspectos de lo que se necesita para hacer funcionar el negocio.

9. Fallar es bueno

Dentro de la cultura norteamericana, si fracasa un negocio, no es visto como una vergüenza, como sucede en la sociedad europea.  Sin embargo, si no se intenta, sin duda uno se arrepentirá cuando se vea una empresa construida por alguien más. Para tener éxito, se deben cometer errores, y fracasar es una manera de aprender cómo tener éxito.

10. Solamente se tiene una oportunidad

La mayoría de los emprendedores descubren que construir un negocio necesitan de una extraordinaria cantidad de habilidades y esfuerzo de equipo, y que hallar los ingredientes adecuados de nuevo no siempre es posible. Así que se debe tomarse el tiempo de vez en cuando para sonreír por la empresa que se edificó de la nada, a partir de una idea.

Vía: escuelapararicos.net
Foto: inc.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados