Valiosas lecciones que debes recoger del negocio de la moda

negocio-moda

negocio-moda

En el mundo del emprendimiento es vital saber escuchar, con el fin de aprender lecciones sin tener que experimentar el fracaso en el camino. Sin embargo, pocos emprendedores tomarían en cuenta las lecciones de un emprendedor de la moda, porque ven este sector como un área trivial y que poco o nada tiene que ver con los emprendimientos reales, de las bodegas, restaurantes, empresas de servicios o pequeñas industrias manufactureras.

Mark Weber es uno de esos emprendedores de la moda que no se quedan restringidos al espacio de las pasarelas y las fotografías, e intenta ingresar al difícil mundo de la asesoría empresarial. Weber ha laborado durante décadas en el Phillips – Van Heusen Corporation y acaba de dejar su puesto de CEO como Donna Karan International, y parte de su éxito, asegura él, radica en estos principios:

1. Convertir los gustos en necesidades

ferrari

Éste debe ser el mantra de todo emprendedor. ¿Realmente las personas necesitan un Ferrari para movilizarse? ¿Las mujeres necesitan prendas lujosas y caras para vestirse? Por supuesto que no. Lo que hace la industria de la moda, y lo que deberías hacer tú como emprendedor, es convertir los gustos de las personas en necesidades. Que los clientes sientan que literalmente no pueden vivir sin tu producto o servicio. He ahí el principio del éxito.

Lee: Negocios bastante rentables relacionados con la moda

2. La marca debe ser tu religión

marcas

Weber señala, además, que la marca es el bien más preciado de todo emprendimiento. Es así como las grandes marcas de la moda logran vender sus prendas a precios tan altos, porque los consumidores valoran  la marca que vende dichos productos. Claro que lograr un nivel como el que ostentan las grandes marcas de la industria de la moda no es algo fácil, requiere de un esfuerzo inmenso, que Weber resume en estos 3 pasos:

  1. La gente quiere lo mejor, por lo tanto, debes construir la imagen de la marca de empresa como si fuera la mejor, o por lo menos, la mejor en una característica específica (apelar al nicho de mercado).
  2. La marca debe ser protegida a cualquier costo. Si hay una campaña en contra de tu marca, no te preocupes por el dinero que desembolses para desarrollar una contra campaña de marketing a tu favor, porque al final una marca con buena imagen trae dinero por sí misma. Y si tu marca ya está destruida, no te queda otra que venderla. Como ya te lo adelantamos, nadie quiere lo peor del mercado, todos quieren lo mejor.
  3. Si el producto o servicio que elaboras no te inspira, a nadie más lo inspirará. Ese es el secreto detrás del éxito de diseñadores del sector de la moda tan conocidos como Louis Vuitton, Dior y Ralph Lauren. Ellos viven para la moda, y la gente paga por esa pasión.

3. No quedarse en cursilerías

metas

Sin embargo, todo lo señalado anteriormente no puede quedarse en el discurso rutinario del emprendedor. Debe atreverse a actuar, no a hablar. Si eres un emprendedor que está en una industria en la que te sientes cómodo, ¡cuidado!, porque podrías involucionar como empresario. Debes crear un entorno en tu negocio que cada vez te ofrezca nuevos retos, a través de los cuales tú como quienes te acompañan, logren aprender cada vez más y más. No te quedes en tu zona de confort, siempre busca retar al destino.

Te puede interesar: Moziah Bridges: un niño que se hizo rico en el negocio de la moda

Vía: forbes.com
Foto: Ariztia.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion