Hábitos universitarios que tienes que adoptar en tu vida diaria

universitarios

Si tu época universitaria la tuviste que sobrellevar con deficiencia de dinero quizás recuerdes cuando tenías que ahorrar al límite para que te alcance para los pasajes y trabajos, cuando tenías que adoptar hábitos para alimentarte saludablemente a pesar de estar lejos de casa, cuando tenías que caminar para ahorrar un pequeño porcentaje de dinero, entre otros. Este tipo de hábitos universitarios aunque en su tiempo parecían difíciles de sobrellevar, en la actualidad influyen a la hora de manejar un presupuesto o un plan de ahorro.

  • Analizas la situación antes de asumir compromisos financieros

Antes de ingresar a la universidad ¿No analizaste la situación? ¿Los precios de cada carrera? ¿Los costos de inscripción y otras variables? Pues esta actitud te servirá de hoy en adelante para sobrellevar los gastos que tengas que afrontar, donde necesitas de planificación y estrategia para alcanzar un cierto ahorro.

  • Buscar ofertas y descuentos

Uno de los hábitos universitarios es el de buscar descuentos para economizar, no se sabía cómo pero se tenía el don de encontrar lugares baratos o con ofertas exclusivas para estudiantes. También gracias al carnet universitario se podía economizar pasajes e inclusive entradas a centros culturales y eventos.

Cuando se tiene la misión de ahorrar hay que tener constancia, darse el tiempo para buscar ofertas que favorezcan a la economía y permitan obtener ese dinero extra destinado a un fondo de emergencia. Como en tus mejores épocas universitarias haz lo mismo para preservar el ahorro de tu hogar.

  • Revender o intercambiar

Quizá al cursar estudios más de una vez tuviste que comprar libros que para el siguiente ciclo no servían y, al final te dabas cuenta de que no tenías que haberlo comprado ya que bastaba con una copia decente. Puede también que para recuperar la inversión hayas tenido que revenderlos o cambiarlos por los que se necesitaban en la facultad.

Esta visión en la actualidad te sirve para no desechar aquellas opciones en donde puedes obtener bienes usados en perfectas condiciones, oportunidades de éxito para darse un ahorro extra.

  • Investigar hasta el cansancio

Hábitos universitarios como el de amanecerse investigando hasta el amanecer como olvidarlos, puede que al terminar la carrera te hayas desecho de cada uno de esos trabajos escritos pero quien puede quitarte esos conocimientos adquiridos toda la madrugada: horas de horas frente al ordenador o un libro con tal de no desaprobar un examen o presentar un informe. La práctica de la investigación constante te ayudará a analizar mejor tus compras a través de medios electrónicos o usando el teléfono puedes encontrar ofertas y ahorros extra que no creías posible.

Inclusive el interés por la búsqueda de información te permitirá visualizar videos en la red, los cuales ofrecen tutoriales excelentes para construir o arreglar las cosas por ti mismo.

  • Compartir departamento

Algunos universitarios por aligerar los costos aceptan compartir departamento, con varias personas los gastos básicos se dividen y se vuelve una oportunidad de oro para ahorrar un poco antes de mudarse solo. Quizá si recién empiezas con tu nuevo trabajo y aún no ganas como lo tenías planeado esta es una buena solución.

  • Priorizar las tareas más importantes

Más de un estudiante tiene que lidiar con una agenda llena de tareas: cursos de la universidad, el trabajo de medio tiempo, las actividades extracurriculares, la realización de tareas y las clases complementarias de idiomas. Tener que lidiar con el hecho de que hay poco tiempo para relajarse puede ser estresante, pero sirve para priorizar tareas.

Los hábitos universitarios a las finales sirven de mucho para gestionar mejor el dinero, en algún momento los ingresos no alcanzaran para todo lo que te propones, es debido a esto que tienes que priorizar lo más importante.

  1. Ir caminando, usar la bicicleta o cocinar en casa

Si en la época universitaria más de una vez tuviste un apuro económico seguramente se te ocurrió caminar, ir en bicicleta o llevar tu propia comida de casa. Estos hábitos universitarios los puedes replicar en tu vida de egresado, no solo es saludable también te otorga un ingreso extra para el fondo de emergencia.

vía: forbes

foto: cosasdeeducacion.es

 

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.